Si todavía no conoces cuáles son los síntomas de la fobia social o quieres afianzar tus conocimientos sobre este problema psicológico (causas, diferencias con otros trastornos psicológicos…), este es el momento de aclarar todas tus dudas.

En este artículo podrás descubrir paso a paso los siguientes puntos:

¿Qué es la fobia social?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que es un problema psicológico que no siempre está bien diagnosticado y se suele detectar tras una depresión o el alcoholismo.

La persona que padece una fobia social, siempre tiene un miedo irracional y desproporcionado a un cierto numero de situaciones de interacción social, es decir, está convencida de que actuará de manera inadecuada, ridícula, embarazosa o humillante delante de determinadas personas o situaciones sociales.

Esta convicción normalmente va acompañada de sensaciones físicas como por ejemplo taquicardia, rubor, sudoración en la manos o por todo el cuerpo, temblores, dolores estomacales, ganas de hacer pis…

Las situaciones sociales o actuaciones en público el/la fóbico/a social normalmente las evitará o las soportará con ansiedad o con un malestar intenso, incluso debido a su preocupación y nerviosismo, se podrá ver inmerso/a en un patrón obsesivo anticipatorio días o semanas antes sobre cómo podrá afrontar dicha situación social.

Principales características del Fóbico o Fóbica social

  • Los/ las Fóbicos/as sociales son personas que muestran poco de ellas mismas, en su vida hay más emociones ocultas que conductas visibles, es decir, pueden llegar a mantener un rostro inexpresivo mientras que por dentro sus nervios están a flor de piel.
  • Las reacciones fisiológicas que resultan naturales para casi todo el mundo, en ellos/as se convierten en estresantes y patológicas. No sólo notarán estos síntomas ante fuertes emociones, sino que aparecerán ante situaciones que son inocuas para los demás, como por ejemplo, ir a comprar el pan, si sus ojos se cruzan con los de la otra persona por la calle, o al hacer una pregunta en clase o en una reunión.
  • Los/as fóbicos/as sociales tienen una mayor conciencia sobre los síntomas físicos, es decir, mientras que para una persona no fóbica cuando le sudan las manos o su corazón late más rápido generalmente puede superar estas sensaciones y continuar con aquello que esté haciendo, él/la fóbico/a social se concentrará tanto en los cambios fisiológicos de su cuerpo, que le impedirá llevar a cabo lo que esté realizando.
  • Tienen una mayor necesidad de saber lo que los/as otros/as piensan de ellos/as.
  • Son vergonzosos/as, se sienten inferiores, y suelen ser personas solitarias o que prefieren estar solas o con personas que sean de su confianza.
  • Suelen pasarse la mayor parte del tiempo pensando sobre qué hacer, cómo actuar, qué cosas decir en situaciones y sobre experiencias pasadas, es decir, qué es lo que hubiera sucedido si su actuación o comportamiento hubiera sido distinto.
  • Les cuesta ser espontáneos, pedir ayudar y expresar sus emociones, deseos y opiniones.
  • Odian que les observen y que les miren.
  • Se culpan continuamente tanto de su falta de éxito como de los fracasos.
  • No les gusta discutir, le cuesta participar en conversaciones y suelen hablar en voz baja.
  • En muchas ocasiones prefieren mostrarse antipáticos y distantes para evitar que las persona se acerquen a ellas/os.
  • Les cuesta tener relaciones sexuales.
  • Tienen una mayor capacidad innata para reconocer la amenaza social y responder sumisamente a la misma.

¿Conoces alguna persona así?…

Dicho esto, ahora vas a conocer el porqué una persona llega a padecer una fobia social.

¿Cuáles son las causas de una fobia social?

¡OJO! No todas las personas que han padecido o padecen una fobia social, han presentado o presentan todas estas causas:

  • Progenitores sobreprotectores, controladores, muy exigentes, poco o nada afectuosos, distantes o muestran una actitud de rechazo o de vergüenza que interfiere en el desarrollo de la independencia, autoconfianza y competencia social.

*Una permanente coacción de comportamientos, actitudes y expresión acaba por determinar el modo de ser, termina de configurar el carácter.

  • Aislamiento social de la familia, por decisión propia de los progenitores o porque uno de los progenitores padece una enfermedad mental. Los/as niños/as aprenden en base a lo que ven; por eso aquellos/as que pertenecen a familias con poco contacto social o los evitan, aprenderán que eso es lo correcto o normal.
  • Si uno de los progenitores padece una fobia social (el/la niño/a y adolescentes observará y experimentará de forma continua situaciones sociales negativas o de ansiedad social).
  • Estilos educativos basados en la sumisión, evitación o nulo fomento de oportunidades por los miedos e inseguridades de los progenitores..
  • Cambios radicales tanto en la infancia y/o adolescencia ( cambio de colegio, residencia, país, localidad, divorcios…)
  • Estilo de apego inseguro o evitativo.
  • Timidez patológica desde la infancia.
  • Haber padecido bullying o acoso escolar en la infancia o adolescencia.
  • Haber sufrido abusos o malos tratos en la infancia.
  • Padecer o haber padecido alguna enfermedad crónica, grave o que afecta al aspecto físico.
  • Padecer o haber padecido un trastorno psicológico o psiquiátrico grave.
  • Falta de experiencias sociales y/o déficit de habilidades sociales.
  • Aprendizaje de creencias disfuncionales sobre uno/a mismo/a y la interacción social.
  • Complejos o rechazo del aspecto físico.
  • Haber vivido experiencias negativas o traumáticas (burlas, desprecio, ridículo, rechazo por la orientación sexual (homosexualidad), marginación, intimidación, castigo e incluso ataques de pánico).

Tipos de Fobia Social

Antes de darte a conocer los tipos que te puedes encontrar cuando se hace referencia al trastorno de fobia social, te voy a presentar las situaciones que con más frecuencia teme un/a fóbico/a social (Bados, A. 2001).

  • Intervención pública ( hablar/actuar en público, intervenir en grupos pequeños, …).
  • Interacción informal o formal: iniciar, mantener y terminar conversaciones especialmente con desconocidos, unirse a una conversación o actividad que estén iniciadas, hablar de temas personales, hacer cumplidos, recibir críticas, relacionarse con el sexo opuesto, concertar citas o acudir a las mismas, establecer relaciones íntimas, reuniones familiares, hablar en redes sociales, asistir a fiestas, conocer gente nueva, llamar a alguien por teléfono.
  • Interacción asertiva: solicitar a otros que cambien su comportamiento molesto, hacer una reclamación, devolver un producto, hacer o rechazar peticiones, expresar desacuerdos, mantener la propias opiniones, interactuar con figuras de autoridad.
  • Ser observado/a: comer, beber, escribir, trabajar, telefonear delante de otras personas, asistir a clases de gimnasia o danza, usar los servicios públicos (cuando hay otras personas cerca o hay alguien esperando fuera o se piensa que alguien pude acudir).

Ahora sí, ya puedes pasar a conocer los tipos de fobia social.

La Fobia social específica

En este caso, el miedo, temores y todas las reacciones de ansiedad se desencadenan por una gama mínima de situaciones sociales.

Se suele producir porque previamente la persona ha sufrido un acontecimiento traumático o desagradable. Es decir, cada vez que se vea expuesta en una situación similar aparecerá su malestar.

Es de destacar que la persona en el resto de situaciones sociales actúa con total normalidad.

La fobia social generalizada

Tiene lugar cuando los miedos, temores y reacciones de ansiedad aparecen ante una amplia gama de situaciones sociales, menos en aquellas en las cuales la persona fóbica se relaciona con personas que se siente segura (familiares o amigos/as íntimas).

En la fobia social generalizada el temor siempre es el mismo, ser evaluado negativamente por los demás.

Se suele producir de forma gradual y progresiva, en muy pocas ocasiones se debe a situaciones traumáticas o desagradables.

Presentan más comorbilidad con otros trastornos como por ejemplo abusan más del alcohol y otras drogas.

Los síntomas de la fobia social (cognitiva, fisiológica, emocional y comportamental) son más frecuentes, duran más en el tiempo y se viven con más intensidad.

Curioso verdad, pues todavía no hemos acabado aún queda más…

¿Cuáles son los síntomas de la Fobia social?

Bien, ya nos podemos centrar sobre cómo piensa, siente y actúa un/a fóbica social.

Síntomas Cognitivos ¿Cómo piensa un/a fóbico/a social?

  • Principalmente vinculada a las anticipaciones negativas y al miedo a la evaluación negativa, en caso de tener que permanecer o anticipar la situación se activarían las respuestas fisiológicas y a las manifestaciones conductuales.
  • Fallos de memoria, confusión, dificultad de concentración.
  • Autofoco: centrar la atención en sí mismo y atención selectiva a los aspectos negativos, que se atribuyen como fallos propios.
  • Recuerdo selectivo de las relaciones interpersonales negativas.
  • Subestimación de las propias habilidades en situaciones sociales y sobrestimación de la probabilidad de sucesos sociales negativos.
  • Genera una gran cantidad de pensamientos derrotistas.

Anticipaciones negativas básicas en la Fobia social:

  • Temor a no saber comportarse de un modo adecuado o competente (miedo a decir cosas sin sentido o embarazosas).
  • Temor a ser visto/a como ansioso/a, débil, incompetente, inferior, poco interesante, poco atractivo/a o estúpido/a.
  • Temor a manifestar síntomas de ansiedad (rubor, sudoración, temblor de manos, voz temblorosa, bloqueo, vómito, ataque de pánico) que puedan ser vistos por los demás o interferir con la actuación.
  • Temor a la crítica, a la evaluación negativa y al rechazo.

Errores cognitivos más típicos en la Fobia social:

  • Valoración no realista de lo que se espera de uno/a.
  • Sobrestimación del grado en que los otros/as observan la conducta de uno/a.
  • Subestimación de las propias capacidades y sobrestimación de la probabilidad de cometer errores importantes y fracasar.
  • Sobrestimación de la probabilidad e intensidad del rechazo.
  • Creencia de que uno está actuando mal porque se siente mal y, en general, que los demás le perciben a uno tal y como uno se percibe y se siente.
  • Atención selectiva a los mensajes o reacciones negativas de los demás.
  • Interpretaciones sesgadas y negativas de los comportamientos de los demás.
  • Atribución del fracaso a defectos personales y atribución de los éxitos a factores externos.
  • Exageración de la importancia de los errores cometidos.
  • Mayor recuerdo de la información negativa relacionada consigo mismo y menor recuerdo de la información externa proveniente de experiencias sociales previas.

Síntomas fisiológicos / emocionales ¿Qué siente el/la fóbica social?:

Respuesta Fisiológica:

  • Tensión muscular.
  • Rubor.
  • Palpitaciones y taquicardia.
  • Sudor.
  • Náuseas y malestar gastrointestinal y sensación de vacío en el estómago.
  • Visión borrosa.
  • Temblor (voz y manos).
  • Boca seca.
  • Tartamudeo.
  • Sensación de frío / calor.
  • Escalofríos.
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento.

Respuesta Emocional:

  • Altibajos emocionales.
  • Temor y ansiedad ante situaciones y personas desconocidas.
  • Sentimientos de vacío, despersonalización, inferioridad, soledad y tristeza.
  • Sentimientos profundos de incapacidad personal.
  • Baja autoestima.
  • Hipersensibles al rechazo, la desaprobación y la crítica.
  • Sentimientos de inadecuación social y personal.
  • Rabia y Frustración.
  • Vergüenza.
  • Irritabilidad o enfado constante contra uno/a misma/o.

Síntomas Comportamentales ¿Cómo actúa el/la fóbico/a social?:

Evitación de situaciones sociales, pero sobretodo evitan participar en ellas, ser el centro de atención, ser centro de críticas o manifestar síntomas temidos, a través de conductas defensivas.

Conductas defensivas:

  • Beber o haber bebido alcohol.
  • Tomar ansiolíticos u otros psicofármacos.
  • No hacer preguntas en una reunión.
  • Buscar un sitio donde pasar desapercibido.
  • Hablar poco o contestar brevemente.
  • No hablar de sí mismo.
  • Hablar de una persona, pero evitando mirarla.
  • Pedir disculpas para no tener que escuchar críticas.
  • Ensayar mentalmente lo que se dirá.
  • Distraerse y pensar que no se está en esa situación.
  • Escapar de la situación con excusas.
  • Maquillarse para que no se note el rubor.
  • Hablar ininterrumpidamente para evitar silencios.
  • No mirar a los ojos o desviar la mirada.
  • Dejarse barba, darse mucho maquillaje, llevar gafas oscuras, ponerse el pelo en la cara para que no le vean que está rojo, tener las manos en los bolsillos para que no se note el temblor, etc.
  • Escapar al baño.
  • Ponerse la mano delante de la cara o de la boca.
  • Tensar los músculos fuertemente para no temblar.
  • Pagar con efectivo para no firmar.
  • Echarse mucho desodorante para prevenir el sudor, no tomar bebidas o comidas calientes, etc.
  • Presentan déficit de habilidades sociales y una gran dificultad para generar y seleccionar alternativas eficaces de actuación.

Para terminar, algo que creo que es importante en relación al trastorno de fobia social son la consecuencias que le generan.

Consecuencias de la Fobia social

Normalmente aunque, todo dependerá de la persona, la fobia suele preceder o coexistir con los siguientes trastornos o problemas psicológicos:

  • Fobias específicas.
  • Abuso y dependencia del alcohol.
  • Trastorno de ansiedad generalizada.
  • Trastorno obsesivo compulsivo.
  • Trastorno de personalidad por evitación.
  • Depresión.
  • Ideación suicida.
  • Ira intensa.
  • Disfunciones sexuales.
  • Peor rendimiento laboral y académico si el trabajo o los estudios exigen la implicación en situaciones sociales.
  • Estallidos repentinos de cólera.
  • Mayor dificultad para establecer relaciones íntimas.
  • Tiende a ser ignorado por los demás.
  • Baja autoestima, sentimientos de inferioridad.
  • Ideación suicida, intentos de suicidio y suicidio.
  • * En los niños/as y adolescentes con fobia social, presentan una historia de algún otro trastorno de ansiedad, especialmente, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad por separación y fobias específicas.

Libros para el tratamiento psicológico de la Fobia Social

Aquí pongo punto y final a esta guía clínica sobre cuáles son los síntomas de la fobia social.

Espero que te haya servido de ayuda.

Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme.

Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionado con la práctica clínica del duelo patológico o si no otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.