¿Quieres saber cuáles son los síntomas de la depresión?. En este artículo te explico paso a paso todo lo que necesitas saber sobre la depresión, en qué se diferencia la tristeza con la depresión, su relación con el suicidio y un caso clínico, con lo que podrás ampliar tus conocimientos en el campo de la psicología clínica.

¡Empezamos!


Antes de nada, lo primero que tienes que saber sobre la depresión, a día de hoy, es que está considerada la epidemia del siglo XXI, y junto a la ansiedad es uno de los problemas más comunes por el cual las personas solicitan ayuda psicológica.

La depresión desde el punto de vista Contextual

Este modelo plantea una forma distinta de entender qué es la depresión a diferencia de otros modelos.

Según la visión contextual, la depresión es el resultado de una situación donde uno se encuentra, cuando está deprimido, no algo que uno tiene.

Es decir, la depresión es una respuesta lógica ante situaciones negativas, estresores o dificultades en la vida.

Los síntomas de la depresión dependerán del pasado (historia de la persona), el presente (circunstancias actuales) y la personalidad de la persona (biología).

Asimismo, este modelo parte de la idea de que existen tantos tipos diferentes de depresión como individuos depresivos porque cada persona tiene una historia única en la cual siente, piensa, se relaciona y toma decisiones.

Por ejemplo: una persona deprimida puede presentar una historia de maltrato psicológico mientras que otra puede haber vivido una vida normal (historia) pero de forma repentina haber sufrido paulatinamente una serie de pérdidas recientes, como la muerte de un familiar y la pérdida del trabajo.

Ambos estarán deprimidas, pero los síntomas de la depresión serán diferentes en cada una de ellas.

En la mayoría de los casos las historias que conducen a la depresión, son algo complejas y no hay un hecho claramente identificable (fallecimiento de un ser querido (duelo patológico)) sino un conjunto de variables que explican el porqué de los síntomas de la persona deprimida.

Es importante, para saber si tienes depresión, describir muy bien la causas (conjunto de variables), ya que tu historia, las circunstancias por las que estés pasando determinaran el por qué y el cómo de los síntomas depresivos.

En resumen, desde este modelo la depresión se concibe de otra forma totalmente diferente: no como una enfermedad al uso, sino como un problema vital o existencial.

Te animo a seguir leyendo sobre el modelo contextual para la depresión. 

ArtículoLa Activación Conductual (AC) y la Terapia de Activación Conductual para la Depresión (TACD). Dos protocolos de Tratamiento desde el Modelo de la Activación conductual

Artículo: Terapia de Activación Conductual principios y aplicaciones  

Principales causas de la depresión  

Factores de Riesgo

Hoy en día, a pesar de las investigaciones que se han llevado a cabo, se desconoce qué factores de riesgo pueden predecir con mayor rigor que una persona pueda padecer depresión.

Todo ello se debe, por un lado a que es muy difícil establecer qué factores influyen en el inicio y/o mantenimiento de los síntomas de la depresión y por otro, qué  factores interactúan de tal manera que podrían ser a la vez causas o consecuencias de la misma.

Dicho esto ¿Qué factores de riesgo se pueden asociar con el desarrollo de una depresión?

  • Enfermedades crónicas (cáncer).
  • Consumo de alcohol.
  • Trastornos de ansiedad (ataque de pánico, síntomas del trastorno de ansiedad generalizada, hipocondría).
  • Estrés postraumático.
  • Traumas.
  • Trastornos de personalidad.
  • Duelo patológicos.
  • Migrañas, cefaleas.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Patologías endocrinas (diabetes, hipotiroidismo, etc).
  • Depresión post parto.
  • Síntomas psicóticos.
  • Circunstancias sociales (bajo nivel de recursos) y laborales (desempleo).
  • Situaciones repentinas (accidente de tráfico, muerte de una familiar, etc).
  • Familiares con trastorno depresivo mayor.
  • Problemas de pareja o rupturas de pareja.
  • Otros.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?  

El cuadro clínico (lista de todos los síntomas y signos) que presenta una persona deprimida (infancia, adolescencia, edad adulta, vejez) puede ser muy variado en cuanto a sus síntomas, evolución temporal o curso. En algunos casos, se trata de formas episódicas y en otras, se trata de un estado de síntomas permanentes o crónicos. También algunos casos pueden variar en función de su gravedad.

Ahora vas a conocer a modo de ejemplo un caso clínico que te va a mostrar cómo una persona producto de una serie de circunstancias presenta distintos síntomas de la depresión.

 Caso Clínico

Roberto tiene 40 años, es abogado y valorado en su entorno profesional y social. Tras verse arrastrado por una serie de problemas económico producto de la crisis económica y una ruptura de pareja, decide solicitar ayudar por verse incapaz de afrontar dicha situación.

Una vez en consulta (primera entrevista) refiere que desde un tiempo atrás, se siente triste y manifiesta no tener ganas de hacer nada.

Desde que lo dejó con Lucía, no ha levantado cabeza, no se gusta así mismo, se siente un fracaso por haberla dejado escapar y una decepción para los demás.

A su vez, nos comenta que tiene la sensación de haber perdido las riendas de su vida y no valer para nada. Duda continuamente en su toma decisiones. Tiene problemas para conciliar el sueño y poder concentrarse en su trabajo. Lo que le lleva a cometer errores y recibir quejas de sus clientes.

Hace referencia, de que no para de pensar en cómo ha llegado a esta situación, que sin Lucía su vida no tiene ningún sentido y que no tiene ganas de seguir luchado.

Nos informa que está nervioso, inquieto, pero a la vez cansado. Padece dolores de cabeza y ha perdido 10 kilos.

Desde hace varias semanas no queda con nadie y ni va a ver a sus padres porque necesita estar solo.

Tras conocer este caso clínico, ahora te toca conocer los síntomas de la depresión.

¿cómo la depresión cambia nuestra forma de Pensar, sentir y actuar (síntomas de la depresión)?

Síntomas emocionales y fisiológicos (Sentir):

  • Tristeza.
  • Apatía (estado de desinterés y falta de motivación o entusiasmo).
  • Anhedonia (reducción de la capacidad de disfrute con las cosas normales de la vida).
  • Indiferencia.
  • Irritabilidad.
  • Sensación de vacío.
  • Nerviosismo.
  • Incapaz de sentir o de llorar (indica una mayor gravedad de la depresión).
  • Reducción de las emociones positivas.
  • Insomnio (problemas para quedarse dormido, despertares frecuentes a lo largo de la noche, etc).
  • Fatigabilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Disminución del deseo sexual, incluso dificultades en la erección.
  • Astenia (sensación generalizada de debilidad física y psíquica).
  • Dolores de cabeza y de espalda.
  • Nauseas, vómitos, estreñimiento, micción dolorosa, visión borrosa, etc.

Síntomas cognitivos (pensar):

  • Sesgos atencionales y de memoria.
  • Disminución de la capacidad de concentración.
  • Pensamiento rumiativo.
  • Dificultad en el esfuerzo y control ejecutivo.
  • Síntomas psicóticos.

El contenido de las cogniciones (pensamiento) y las valoraciones que hace una persona deprimida de sí misma (baja autoestima), de su entorno y de su futuro suele ser negativa.

Síntomas motivacionales y conductuales:

  • Estado de inhibición (déficit en la toma de decisiones).
  • Falta de control.
  • Desesperanza.
  • Dificultad en la toma de decisiones.
  • Aislamiento.
  • Llantos.
  • Intentos de suicidio.
  • Hipotonía general.
  • Retardo psicomotor.   Escrito por quepiensaunpsicologo.com
  • Enlentecimiento de la respuesta motora y del habla.

Síntomas interpersonales:

  • Deterioro en las relaciones con los demás, asilamiento social.
  • Disminución de actividades (ocio, arreglo personal, actividad sexual, etc)
  • Disminución de hábitos saludables: dieta, ejercicio físico.

¡Sigamos!

¿En qué se diferencia la tristeza de la depresión?

La tristeza es una emoción básica del ser humano. Tiene una doble función: adaptativa y social. Aparece ante situaciones interpretadas como pérdida sin pensamientos distorsionados. Los desencadenantes de dicha emoción son la separación física o psicológica, la pérdida o el fracaso, la decepción o la indefensión (ausencia de predicción o control). Es pasajera y no implica disminución de la autoestima.

Por el contrario, la depresión es un proceso multifactorial y complejo cuyo desarrollo depende un amplio rango de variables en interacción. Esta siempre conlleva a pensamientos distorsionados.

Artículo: Diferencia entre Distimia y Depresión

¿Por qué se relaciona el suicidio con los síntomas de la depresión?

El suicidio, pero sobre todo la ideación suicida o conducta suicida, son el resultado de la interacción de diversas variables (factores de riesgo o síntomas), de las cuales varias de ellas se relacionan directamente con la sintomatología de la depresión como podrás ver más adelante.

En este caso y respondiendo a la pregunta de este apartado, solo se hará referencia a los factores de riesgo psicopatológicos y eventos vital estresantes relacionado con la conducta suicida.

Factores psicopatológicos        

  • Trastornos psicológicos graves (esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión).
  • Ansiedad (crisis de angustia).
  • Adiciones.
  • Trastornos de personalidad.
  • Desesperanza.
  • Anhedonia.
  • Impulsividad.
  • Sentimiento de culpa.
  • Alta reactividad emocional.
  • Historia personal de intentos de suicidio.

Eventos vitales estresantes

  • Problemas familiares.        Escrito por quepiensaunpsicologo.com
  • Problemas de pareja o rupturas de pareja.
  • Problemas legales y/o económicos.
  • Maltrato físico y/o psicológico.
  • Enfermedad terminal.
  • Muerte repentina de algún familiar cercano.

¿Qué relación tiene la conducta suicida con la depresión?

Según varias investigaciones el 90% de las personas que se suicidan sufren algún trastorno psicológico (Trastorno depresivo mayor, trastorno límite de la personalidad, trastorno bipolar, adicciones, esquizofrenia, anorexia, otros).

Las personas que tienen depresión y ansiedad, conjuntamente, presentan un mayor historial de intentos de suicidio.

El riego de suicido, aumenta hasta 5 veces si nos encontramos ante una depresión con síntomas psicóticos.

Por tanto, como has podido comprobar, varios de los síntomas de la depresión se relación directamente con los factores de riesgo de una conducta suicida.

Datos que tienes que tener en cuenta.

ArtículoFactores de riesgo de la conducta suicida asociados a trastornos depresivos y ansiedad

Clasificación de los Trastornos depresivos

Según el DSM-5

  • Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.
  • Trastorno depresivo mayor.
  • Trastorno depresivo persistente (distimia).
  • Trastorno depresivo disfórico premestrual.
  • Trastorno depresivo inducido por sustancias/medicación.
  • Trastorno depresivo debido a otra condición médica.

Según el CIE 10

  • Episodios depresivos.
  • Trastorno depresivo recurrente.
  • Trastornos del humor (afectivos) persistentes.
Aquí pongo punto y final a esta guía clínica sobre la depresión. Espero que te haya servido de ayuda. Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme. Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionado con la psicología clínica o si no. otras secciones de este blog de psicología. ¡Nos vemos pronto!
BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones. Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.