Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tratamiento para la depresión

¿Te gustaría sentirte más segura/o a la hora de llevar a cabo el tratamiento para la depresión? El objetivo de este apartado es ofrecerte distintas técnicas, terapias y otros recursos psicológicos para la intervención en los síntomas de la depresión.

¿Cuál te da más curiosidad o tienes interés en leer?

¿En qué cosiste el Tratamiento psicológico para la depresión?

Pasos orientativos:

1- Motivo de consulta

Causas o desencadenantes más comunes de la depresión: Enfermedades físicas graves (cáncer), vivencias traumáticas en la infancia, muerte de un familiar, cambios hormonales, situaciones vitales estresantes… entre otros.

2- Evaluación

Una vez conocida la demanda por la cual dicha persona ha acudido a tu consulta psicológica, el siguiente paso es obtener y recabar la información necesaria, para saber sobre qué variable tienes que intervenir. ¿Qué información tengo que recoger? ¿Qué instrumentos (tests o cuestionarios) puedo utilizar para empezar la evaluación?

  • Entrevista semi-estruturada para la depresión (Vázquez y Muñoz, 2002)

     Ejemplo: ¿De quién ha sido la iniciativa de pedir ayuda? ¿suya? ¿de otra persona? ¿Por qué ha decidido pedir ayuda? ¿Qué espera obtener del tratamiento? ¿A qué atribuye el origen del problema? ¿Por qué cree que se mantiene? ¿Se siente triste, desanimado, o deprimido? ¿Cuánto ocupa esa sensación en el conjunto del día? ¿Ha perdido interés o disfruta menos de lo acostumbrado con las cosas? ¿En qué ha perdido interés? ¿Ha habido algún cambio en su apetito? ¿Tarda mucho en dormirse? ¿Siente que le falta energía? ¿Se siente culpable de algo? Es importante en el proceso de evaluación, evaluar el riesgo de suicidio

Test para la depresión y autoregistros.

  • (BDI-II) Beck Depression Inventory
  • (HAM-D) Escala de Hamilton para la depresión
  • Escala de Depresión de Montgomery-Asberg (validada por Lobo y cols)
  • Escala de Afecto Positivo y Negativo (Positive Affect and Negative Affect Scales, PANAS)
  • Cuestionario de Pensamientos Automáticos (Automatic Thoughts Questionnaire; ATQ-N y ATQ-P)

Si tienes toda la información necesaria ya puedes pasar al siguiente paso

3- Hipótesis de evaluación o análisis funcional

En este paso, el objetivo es encontrar sobre qué variables podrás realizar la intervención psicológica o tratamiento para la depresión.

Síntomas de la deprensión

  • Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día ( Tristeza, apatía, indiferencia, irritabilidad sensación de vacío, anhedonia, etc).
  • Pérdida de interés o capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades que antes eran gratificantes.
  • Pérdida o aumento importante del peso en menos de un mes.
  • Pérdida o aumento del apetito.
  • Insomnio o hipersomnia casi cada día.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor.
  • Fatiga o pérdida de energía casi todos los día.
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesiva o inapropiados (pueden llegar a ser delirantes).
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse
  • Indecisión casi cada día.
  • Sentimientos de culpabilidad.
  • Pensamientos recurrentes de muerte.
  • Ideacción suicida recurrente sin un plan específico.
  • Tentativa de suicidio o un plan específico para sucidarse.
  • Aislamiento social.
  • Consumo de alcohol.
  • Astenia (sensación generalizada de debilidad física y psíquica).
  • Deterioro social, relacional, familiar, laboral u otras áreas significativas.
  • Disminución de hábitos saludables: dieta, ejercicio físico.
  • Delirios o alucinaciones.

Ahora ya puedes empezar con el tratamiento.

¿En qué debe de consistir el tratamiento para la depresión?

En este punto ya tendrás que tener seleccionadas la variables a intervenir, el orden de prioridad, además de los objetivos formulados, qué resultados finales quieres conseguir y qué resultados intermedios haz de ir obteniendo en el tratamiento para la depresión para el éxito terapéutico.

  • ¿Qué variables determinan la situación depresiva?
  • ¿Sobre qué variables hay que intervenir y en qué orden?
  • De todas las terapias o técnicas para la depresión ¿Cuál es la más adecuada para este caso?

Tipos de tratamiento para la depresión

Tratamiento Farmacológico de la depresión (OMS).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los medicamentos esenciales para los trastornos depresivos (trastorno depresivo mayor, depresión crónica, aguda, atípica, dístimia, trastorno depresivo recurrente, etc) son los Amitriptilina y Fluoxetina. Son eficaces en el 60% de los pacientes, y pueden tardar de 6 a 8 semanas en tener un efecto terapéutico. Se clasifican en: antidepresivos tricíclicos (Amitriptilina), inhibidores de la monoaminoxidasa, inhibidores selectivos de la receptación de serotonina (Fluoxetina). Sus efectos secundarios pueden ser muy variados: sedación, sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento, retención urinaria, agitación, taquicardia, arritmias, etc.

ArtículoTratamiento farmacológico de los trastornos mentales en la atención primaria de salud

Terapia Cognitivo-Conductual

Es uno de los tratamientos más efectivos para la depresión, y se puede aplicar en un amplio rango de edades, incluyendo niños/as, adolescentes, adultos y personas mayores. Combina la Terapia de Conducta y Terapia Cognitiva (Terapia Cognitiva de Beck para la depresión). Entre sus objetivos se encuentra cambiar o eliminar los síntomas de la depresión (triple sistema de respuesta: pensar, sentir y actuar) mediante el uso distintas técnicas psicológicas y habilidades psicoterapeúticas.

Terapia de activación conductual para la depresión

Su foco de actuación se dirige fundamentalmente hacia el reforzamiento negativo (evitación de determinadas situaciones) y la importancia del reforzamiento positivo. Considera que el inicio de la depresión es consecuencia de un suceso o sucesos desencadenantes que apartan a la persona de los reforzadores importantes, lo que explicaría el bajo estado de ánimo. También se reconocen el posible concurso de factores genéticos y biológicos. No ven al paciente como a un enfermo/a, sino a una persona presa de una situación depresiva en la que no hay alicientes.

La terapia de aceptación y compromiso

Es un tratamiento centrado en los valores personales, como medio para el cambio comportamental. Esta especialmente adaptada para pacientes o personas que muestran el trastorno de evitación experiencial. Sus cuatro áreas de actuación son:

  • Los valores (clarificar valores y dar pasos en la dirección que se pueden cambiar).
  • Exposición (desactivación del lenguaje).
  • Desactivación de funciones y distanciamiento (prácticar el dominio del lenguaje, interrumpiedo las barreras y fomentando el yo como contexto de cualquier pensamiento.)
  • Fortalecimiento por parte del psicólogo/a a lo largo del tratamiento.

La terapia de resolución de problemas

Relaciona la depresión con la ineficacia en la solución de problemas. El modelo propone un sistema de solución de problemas con cuatro objetivos:

  • Identificar situaciones (anteriores y actuales) que pudieran ser antecedentes a la depresión.
  • Minimizar el impacto de los síntomas depresivos sobre los intentos de solución.
  • Aumentar la efectividad de los esfuerzos de solución en el afrontamiento de la situación o situaciones problemas.
  • Aprender ciertas habilidades para situaciones futuras.

Terapia Interpersonal

Esta terapia centra su área de actuación en varios aspectos psicosociales o interpersonales de la depresión (el duelo, las disputas interpersonales, la transición del rol y los déficit interpersonales). Entre sus objetivos se encuentran:

  • Relaciona la depresión con situaciones interpersonales.
  • Identifica las áreas problemáticas.
  • Planifica la intervención psicológica en cada una de las áreas problemáticas.

Tratamiento de la depresión en la infancia y adolescencia

Para el tratamiento psicológico de la depresión en niños/as y adolescentes, es esencial que tu intervención se centre en la familia, ya que te permitirá observar el origen de los problemas, no solo desde un punto de vista individual sino también relacional y comunicacional. A su vez, tendrás que trabajar de forma individual en la niña/o y adolescente:

  • Psicoeducación emocional.
  • Sustituir los comportamiento generados de emociones negativas por otros más adecuados.
  • Promover la puesta en práctica de actividades agradables para que puedan comprender que hacer cosas puede cambiar su estado de ánimo.
  • Entrenamiento de habilidades sociales.
  • Mindfulness.
  • Autocontrol.

Recuerda que tendrás que adaptar siempre el tratamiento a las necesidades o variables del mantenimiento de los síntomas de la depresión en adolescentes y niñas/os.

Test para la depresión en adolescentes y niñas/os

Infancia CDI. Inventario de Depresión Infantil CDS. Cuestionario de Depresión para niños

Adolescencia IDER. Inventario de Depresión Estado/Rasgo    CET-DE. Cuestionario Estructural Tetradimensional para la Depresión

¿Me he dejado algo?

Aquí pongo punto y final a está breve introducción sobre el tratamiento para la depresión. Espero haber conseguido despertar tu curiosidad y te animo a seguir investigando y leyendo artículos sobre la depresión o otras secciones de este blog de psicología.

Si detectas cualquier cosa mejorable o te gustaría saber algo relacionado con el tratamiento psicológico para la depresión no dudes en escribirme.

¡Gracias por haber seguido leyendo hasta el final este artículo! ¡Nos vemos pronto!