Ha llegado el momento de aclarar todas tus dudas. Descubre paso a paso, distintas técnicas psicológicas para los ataques de pánico, cómo las puedes poner en práctica y aplicarlas a tus casos clínicos.

Primero, antes de nada, me gustaría darte a conocer dos aspectos que son importantes y tienes que en cuenta a la hora de aplicar cada una de las técnicas para trabajar los ataques de pánico:

1- En tus intervenciones no te puedes poner a aplicar técnicas a lo loco e ir probando cual funciona y cual no, sino que, previamente tendrás que realizar una evaluación del caso clínico al cual te vas a enfrentar, y así, de esa manera sabrás qué técnicas psicológicas tienes que utilizar en función de las necesidades, problema/s, y características de la persona que tienes delante.

2- Como podrás comprobar más adelante, las técnicas psicológicas para los ataques de pánico que te mostraré irán dirigidas sobre todo a:

  • Actuar sobre los estímulos que mantienen los ataques de pánico, de tal forma que al cambiar la situación o dichos estímulos, reducirán la aparición de estos.
  • Controlar los ataques de pánico (síntomas fisiológicos, relacionales, cognitivos y conductuales), es decir, a pesar de que se mantenga la situación/es o estímulos, la persona dará una respuesta distinta a la que ha ido haciendo hasta que han aparecido los ataques de pánico.

Sin más preámbulos y para no hacerte esperar más, ya puedes pasar a conocer las técnicas que te ayudarán a controlar los ataque de pánico.

Técnicas psicológicas para los ataques de pánico

 ¿Cómo actuar ante un ataque de pánico?

 Técnica Nº 1: Son sólo 10 minutos

¿En qué consiste?

Se trata de dar a conocer a la persona que tenemos delante, tres aspectos esenciales  ante una ataque de pánico, los cuáles debido al malestar que le genera no está teniendo en cuenta o los desconoce.

1ª Nunca te vas a morir de un ataque de pánico aunque lo pueda parecer ( en este punto le explicarás cuáles son los posibles síntomas de un ataque de pánico y por qué no se va a morir).

2º Como mucho pueden durar 10 minutos (en esté punto le explicarás por qué tienen lugar los ataques de pánico y cómo actúa nuestro organismo).

3ª Nos puede pasar a cualquier persona, es algo normal ( aquí le explicarás por qué se mantienen los ataque de pánico, cuáles son sus causas y qué es la ansiedad).

¿Para qué sirve?

Les proporcionará cierta sensación de control y tranquilidad.

Le ayudará a comprender su experiencia ansiosa, por qué se mantiene y se produce.

Técnica Nº2: Conecta con el momento presente

* Es una técnica de mindfulness que muchos las conoceréis como 5,4,3,2,1

¿En qué consiste?

La persona (paciente) tiene que llevar a cabo dos pasos:

Primer paso: estar atenta/o a los primeros síntomas que le puedan estar indicando que puede estar teniendo un ataque de pánico (Es importante que no espere, que en el momento que se encuentre con cierta activación que no esté dentro de la normalidad proceda a siguiente paso).

Segundo paso: la cuenta atrás.

La persona deberá empezar en el nº 5 y de ahí en adelante hasta llegar al nº 1, además en cada uno de los número tendrá que llevar a cabo un tipo de actividad como veréis ahora.

Ejemplo

5- La persona allí donde se encuentre, tendrá que mirar y nombrar 5 cosas que esté viendo de verdad (es importante que las mire y observe durante 20 segundo y después las nombre).

4- La persona tendrá que nombrar 4 cosas que estén tocando a su cuerpo.

Ejemplo, Los pantalones, silla en al estoy sentado/a, teléfono móvil, gafas de sol.

3- La persona tendrá que fijar su atención en tres cosas que pueda oír y posteriormente, nombrarlas.

2- La persona tendrá que encontrar dos cosas que esté oliendo y nombrarlas.

1- La personas tendrá que detectar algo que pueda saborear.

¿Para qué sirve?

Le ayudará a tu paciente a prevenir los ataques de pánico, a situarse en el presente, a distanciarse de la sintomatología que pueda estar sintiendo y parar los pensamientos negativos.

Técnica Nº 3: Liberando mi mente. (Relajación Autógena)

* Dentro de las técnicas de relajación para trabajar con los ataques de pánico ésta es la que más efectiva me parece. Eso sí, la persona (paciente) tendrá que entrenar previamente con tu ayuda para después pasar a aplicarla sola/o.

Consta de 7 Ejercicios repartidos en 6 zonas corporales y otra global.

En cada uno de los ejercicios la persona tendrá que repetir mentalmente una serie de frases y percibir ciertas sensaciones corporales que le permita tomar conciencia de su cuerpo.

Deberá prácticarlo una vez a la semana todos los días en dos ocasiones para pasar al siguiente ejercicio y así sucesivamente.

¿Para qué sirve?

Para que la persona llegue a un estado de relajación suficiente que le permita afrontar situaciones que le preocupen como por ejemplo un ataque de pánico. disminuir la frecuencia cardíaca, respiratoria, presión arterial, etc.

Técnica Nº 4: Haciendo

¿En qué consiste?

Está técnica consta de varias fases en función de la sintomatología de la persona.

Fase 1:  Se le propondrá a la persona que elija tres cosas o actividades que lleva tiempo sin hacer y pueda llevarlas a cabo en una semana, las cuales no le supongan mucho esfuerzo. Para después valorar cómo se ha sentido.

Es posible que en esta fase no las consiga todas en la primera semana, por lo que se prologará a la siguiente, hasta que las consiga y así pueda pasar a la siguiente fase.

Ejemplo: Llamar a una amiga/o:

¿Cómo me he sentido?

La verdad que muy bien porque llevaba tiempo sin hablar con ella.

Ejemplo; sacar a mi perro:

¿cómo me he sentido?

Increíble pude jugar con él, es lo mejor que  he hecho desde hace un tiempo

En las siguientes fases y correspondientes semanas en nivel de exigencia de cada una de las actividades será mayor hasta que la persona lleve la vida que llevaba antes de sufrir los ataques de pánico.

¿Para qué sirve?

En muchos casos las personas que sufren un ataque de pánico por miedo a padecerlos de forma paulatina o de forma radical dejan de hacer cosas o actividades, y es esencial para que la persona mejore su estado emocional, cognitivo y fisiológico, que vuelva a hacer las cosas que ha ido dejando de hacer o incorporar nuevas.

Técnica Nº 5: El Espía

¿En qué consiste?

Se entrenará a la persona para que realice una valoración de cada  uno de sus pensamientos negativos, no tanto su contenido, sino valorar cuál es papel que tiene dicho pensamiento y cuál es su función.

Las preguntas que tendrá que responder ante dichos pensamientos son las siguientes:

Ejemplo:

Pensamiento: No valgo para nada

¿Qué estabas haciendo?

Me puse una serie y se me olvido felicitar a un amigo/a.

¿Qué consecuencias ha tenido el pensamiento?

Críticas hacia mi valía personal.

¿Qué has sentido al pensar dicho pensamiento?

Vergüenza, tristeza, ansiedad y miedo por lo que pudiera pensar.

¿Para qué sirve?

Le permitirá detectar los pensamientos negativos, valorar su funcionalidad y actuar en consecuencia.

Técnica Nº 6: visualización

¿En qué consiste?

La persona, ante una situación de activación fisiológica o síntomas físicos, tendrá que cerrar los ojos y visualizar a través de su imaginación una situación placentera o que le relaje.

Posteriormente, tendrá que ponerle un nombre para que cuando sienta o perciba una alta activación fisiológica (preludio de un posible ataque de pánico) recurra a él, lo que le facilitará proyectar su rincón de paz y tranquilidad.

* Una forma sencilla de crear imágenes agradables es que la persona atienda a sus fantasías.

Ejemplo:

Si a la persona le duele la cabeza tendrá que visualizar como si fuera real que está en la playa, tocando la arena con los dedos de los pies, sintiendo la humedad en las fosas nasales, el ruido de la olas, las gotas de sudor cayendo por la frente…

¿Para qué sirve?

Podrá desviar su atención de los síntomas que esté sintiendo, lo que le permitirá reducir su sintomatología y relajarse con mayor facilidad.

Técnica Nº 7:  ¿Qué quieres hacer con tu vida?

¿En qué consiste?

La persona tendrá que hacer un ejercicio de reflexión comenzando por ella misma, para ello comenzará cerrando los ojos para pasar a escuchar su respiración, observar el ruido que hay fuera, como se mueve su vientre al respirar, cualquier sensación que sienta, lo que piensa y hace durante varios segundo (hay una parte en nosotros/as única y segura que es capaz de observar todo lo que nuestra mente nos da).

Una vez que haya llegado a un nivel alto de concentración y relajación, ella /él tendrá que imaginar que está muerta/o y que asiste a su entierro. A continuación, tendrá que observar ¿quiénes están en su entierro? y cuando tenga localizada/o a todas las personas que hay a su alrededor, las tendrá que escuchar hablar por separado,  diciendo cada una de ellas lo que a ti te gustaría que dijesen de ti.

Ejemplo:

Mi hijo/a:  fue cariñoso conmigo, el mejor padre del mundo nunca se separó de mí y me ayudaba en los peores momentos, un ejemplo a seguir.

Mi mujer: no he conocido hombre igual en toda mi vida, un ejemplo como padre y como marido, no voy a poder vivir sin él.

Mis compañeros del trabajo: cómo le echamos de menos, la oficina se ha quedado vacía sin él.

¿Para qué sirve?

Para que la persona haga un proceso de reflexión para poder planificar y cómo tiene que comportarse de aquí en adelante para que las personas que le rodean comenten aquello que ha pensado.

Aumentar la autoestima, ya que es muy normal que las persona con ataques de pánica se sientan inseguras y no sepan qué tienen que hacer para lograr aquello que quieren.

Un proceso de relajación y punto de partida.

Técnica Nº 8: Detectando los logros conseguidos desde el primer ataque de pánico

¿En qué consiste?

La persona una vez a la semana , tendrá que escribir que ha conseguido desde que tuvo el primer ataque de pánico, es decir,  anotará las actividades que ha hecho, si ha tenido algún ataque de pánico (dónde y qué síntomas…), si las técnicas le están ayudando para afrontar y prevenir los ataques de pánico, etc.

¿Para qué sirve?

Para que la persona gane confianza y valore que lo importante es actuar  “pasar a la acción” para solucionar cualquier problema, pero sobre todo, para que sea consciente  de que es capaz de prevenir y controlar su ansiedad, y por consiguiente, los ataques de pánico.

Recuerda

1- Las personas no se tienen que adaptar a las técnicas para superar los ataques de pánico sino que tú tienes que adaptar las técnicas a tus pacientes.

2- El objetivo de estas técnicas van dirigidas a controlar o manejar los distintos síntomas de los ataques de pánico.

Aquí pongo punto y final a esta guía clínica sobre las técnicas psicológicas para los ataques de pánico.

Espero que te haya servido de ayuda.

Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme.

Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionado con la práctica clínica del duelo patológico o si no otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.