¿Te gustaría saber cuántos tipos de anorgasmia femenina hay? ¿No puedes disfrutar del sexo?. Aquí te cuento todo lo que necesitas saber sobre sus tipos, las causas que impiden el orgasmo femenino  y por qué puede afectar a tu relación de pareja.

¿Qué es la Anorgasmia Femenina?

Primero: es la disfunción sexual más frecuente, aunque, no lo parezca entre las mujeres.

Segundo: se entiende por anorgasmia femenina a la ausencia, disminución de la intensidad o retraso del orgasmo femenino, a pesar de una adecuada excitación y/o estimulación.

Tercero: a lo largo de la vida sexual de la mujer es muy común que muchas de sus actividades sexuales no culminen en un orgasmo, por lo tanto antes determinar si es o no algo psicopatológico, habrá que evaluar cada caso.

Cuarto: la respuesta sexual de la mujer se divide en las siguientes fases: deseo, excitación, orgasmo, resolución y satisfacción.

Como las disfunciones sexuales femeninas y masculinas se clasifican en función de dicha respuesta, la anorgasmia femenina además de informarnos de que hay un problema en el orgasmo, también nos informa de que probablemente dicha mucha mujer no esté disfrutando de su relaciones sexuales (insatisfacción) lo que conlleva de forma añadida a otros problemas psicológicos.

QuintoLas mujeres que solicitan ayuda por este problema sexual suele ser porque:

  • Nunca han llegado al orgasmo a pesar de haber mantenido relaciones sexuales con distintas personas o parejas.
  • Consiguen llegar al orgasmo a través de la masturbación o la estimulación sexual (caricias, etc) pero nunca con el coito.
  • A lo largo de su vida sexual han llegado con normalidad al orgasmo pero por ciertas causas han dejado de llegar al él.

¿Cuáles son las causas que impiden el orgasmo femenino?

  • Inestabilidad emocional (ansiedad, tristeza, rabia, miedo).
  • Estrés.
  • Temor a sufrir algún daño durante el coito.
  • Miedo a perder el control durante el orgasmo.
  • Rechazo al contacto físico.
  • Baja autoestima.
  • Preocupación excesiva por el aspecto físico.
  • Anticipaciones negativas (preocupación por alcanzar un resultado satisfactorio en la relación sexual, para agradar a la pareja y así cumplir sus expectativas).
  • Creencias erróneas sobre las relaciones sexuales, como por ejemplo, una relación sin coito no va a ser placentera o satisfactoria, la finalidad de la relación sexual es orgasmo cueste lo que cueste…
  • Actitudes negativas hacia la masturbación.
  • Aburrimiento o monotonía en la práctica sexual.
  • Comunicación ineficaz y hostilidad hacia la pareja.
  • Experiencias sexuales traumáticas.
  • Abusos sexuales en la infancia.
  • Problemas de pareja. 
  • Problemas sexuales en la pareja,
  • Posturas inapropiadas.
  • Trastornos psicológicos graves (esquizofrenia, depresión mayor, etc).
  • Enfermedades crónicas.
  • Consumo de drogas y/o fármacos.

Caso Clínico

María, 30 años. Soltera. Abogada con residencia en Barcelona.

Motivo de consulta

Nunca ha sido capaz de tener un orgasmo mediante el coito en las distintas relaciones de pareja que ha tenido.

La única manera de llegar al orgasmo es a través de la estimulación clitorial, ya sea con un dildo, el cunnilingus o con la masturbación.     Artículo escrito por quepiensaunpsicologo.com

Antes de iniciar cualquier relación sexual coital, se pone nerviosa, de forma recurrente le surgen pensamientos anticipatorios de que no va a llegar al orgasmo y cuando está manteniendo la relación sexual coital, no es capaz de evadirse de estos pensamientos.

Como no llega al orgasmo, las relaciones sexuales coitales se alargan lo que le provoca dolores vaginales.

En varias ocasiones se ha visto obligada a fingir para no defraudar a su pareja.

Los sentimientos que experimenta, después de cada relación sexual son de tensión, ansiedad, frustración y decepción.

Actualmente, considera que sus relaciones sexuales son monótonas y  aburridas, debido a que solo puede llegar al orgasmo a través de la masturbación.

Afirma que su problema, se debe a raíz de sus primeras relaciones sexuales y por supuesto a su primera relación de pareja. Desde ahí no ha sido capaz de resolver su problema.

¿Cuántos tipos de Anorgasmia femenina hay? Aspecto Clínicos

Instituto andaluz de sexología y psicología (Francisco Cabello)

  1. Mujer que nunca ha tenido un orgasmo.
  2. Mujer que solo llega al orgasmo con la masturbación individual o de la pareja.
  3. Mujer que llega solo al orgasmo con la presión del chorro de la ducha.
  4. Mujer que llega al orgasmo apretando las piernas.
  5. Mujer que llega al orgasmo a través del Cunnilingus (estimulación oral).
  6. Mujer que llega solo con la masturbación de la pareja pero no ella sola.
  7. Mujer que llega al orgasmo con el coito y la estimulación clitoridea al mismo tiempo.
  8. Mujer que llega al orgasmo con unas personas y no con otras.
  9. Mujer que ha tenido varios orgasmos a lo largo de su actividad sexual y ha dejado de tenerlos.
  10. Mujer que tiene orgasmos pero con una baja intensidad.
  11. Mujeres que quieren tener más de un orgasmo seguido.
  12. Mujeres que no están seguras si tienen orgasmos o no.

¿Por qué afecta la Anorgasmia Femenina a la relación de pareja?

De igual forma que las relaciones sexuales se pueden ver afectadas (frecuencia, intensidad, calidad) por situaciones o problemas en la pareja, sucede los mismo pero a la inversa.

Debido a que, cuando las relaciones sexuales son insatisfactorias, normalmente se instauran unos patrones comportamentales y/o relacionales en ambos miembros de la pareja o en uno solo, que con el tiempo irán deteriorando la relación o provocando la ruptura de la pareja.

Para la gran mayoría de las personas, el sentimiento de cercanía, intimidad, sensualidad, comunicación y afecto hacia su pareja, juega un papel decisivo en el acercamiento o aceptación de cualquier actividad sexual por lo que un clima de enfado, tensión, frustración, temor, miedo, ansiedad, reducirá cualquier probabilidad de que ésta se lleve a cabo.

Si a esto le sumas, relaciones sexuales basadas en el coito, la rutina y una baja estimulación sexual (niveles de excitación inadecuados) no solo no solucionará la disfunción sexual (anorgasmia femenina) sino que llevará a la pareja a una situación de desgana, apatía e incluso a rechazar cualquier relación sexual.

De igual manera, una mala comunicación, situaciones de discrepancia relacionadas con la frecuencia o el tipo de actividad sexual, pueden influir muy negativamente en las relaciones sexuales y, por tanto, deteriorar la relación de pareja.

Por otro lado, en ocasiones la mujer que padece anorgasmia, llega a pensar que la causa de su problema es la otra persona, lo que supone una presión y responsabilidad por parte de la otra persona, provocando que ésta experimente las relaciones sexuales con humillación, malestar, amargura y resentimiento por verse incapaz de hacer disfrutar a la otra persona y no saber qué hacer para resolverlo.

Si no es así, ambos miembros de la pareja vivirán las relaciones sexuales con alarma, desgana, exponiendo todo tipo de excusas y justificaciones para explicar su inapetencia o distanciamiento de cualquier actividad sexual.

Por ello, no se trata de buscar un “culpable”, sino de buscar una solución y de mejorar las relaciones sexuales y así poder disfrutar de ellas.

¿Cómo puedo saber si necesito ayuda?

  1. Cuando reiteradamente sientes que tus relaciones sexuales no son satisfactorias.
  2. Cuando la disfunción sexual (anorgasmia femenina) esté alterando las relaciones sexual con tu pareja y, como consecuencia, este provocando tensiones, distanciamientos, discrepancias…, es decir, un problema de pareja.
  3. Cuando responsabilices al resto de personas de tus dificultades para llegar al orgasmo sin causas aparentes.
  4. Cuando la causa de la anorgasmia femenina sea un problema físico.
  5. Cuando estés tomando un medicamento y sus efectos secundarios te impidan llegar al orgasmo y, por tanto, disfrutar de tus relaciones sexuales.
  6. Cuando has intentado por todo los medios resolver la anorgasmia y no lo has conseguido.
  7. Cuando el temor, ansiedad o cualquier otro síntoma te lleve a evitar cualquier actividad sexual.
  8. Cuando consideres que tu respuesta sexual no es como siempre.
  9. Cuando hablas con tu pareja y no conseguís solucionarlos juntos.
  10. Cuando tengas algún problema psicológico (depresión, trastorno de personalidad, duelo) y éste te esté impidiendo tener un orgasmo.
  11. Cuando tu pareja tenga una disfunción sexual.

No tengas miedo ni vergüenza, mejor que tú nadie te conoce, que nadie ni nada te impida disfrutar de tu sexualidad.

Lecturas obligatorias

Evaluación y tratamiento de la anorgasmia femenina. Francisco Cabello Santamaría

Tratamientos psicológicos eficaces para las disfunciones sexualesFrancisco Javier Labrador y María Crespo

 Green, S y Flemons, D (2016).Manual de terapia breve sexual. 

Carrasco, M.J (2010). Disyunciones sexuales femeninas.

¿Cuáles son las Disfunciones sexuales de las mujer?

Aquí pongo punto y final a esta guía clínica sobre la anorgasmia femenina.

Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionados con la sexología u otros apartados de este blog de psicología.

Espero que te haya servido de ayuda.

Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.