¿Te gustaría conocer por qué surge la dependencia emocional en las relaciones de pareja?, ¿en qué se diferencia la dependencia emocional de la codependencia?, y ¿cuáles son sus consecuencias?. Si es un sí, no perdamos más tiempo.

¡Recuerda! Este artículo trata sobre la dependencia emocional en las relaciones de pareja porque también puede tener lugar en las relaciones de padres-madres a hijas/os, de éstas/os a sus madres-padres, entre amigas/os, etc.

¿Qué es la dependencia emocional?

Es un problema psicológico que tiene lugar en relaciones de pareja basadas en la sumisión-dominancia, el cual se caracteriza principalmente por la necesidad extrema que siente el dependiente emocional por su pareja,  su miedo a la soledad y el empleo persistente de comportamientos desadaptativos para complacer sus necesidades emocionales.

Como todo problema psicológico se encuentra ubicado en un continuo, es decir, existen diferentes grados de dependencia emocional (leve, intermedio, grave), todo dependerá de las características de los miembros de la pareja, y  el tipo de relación que se haya creado.

¿Causas de la dependencia emocional?

Como ya sabrás, cada persona es diferente y en el contexto que uno/a se desenvuelve también, por ello es difícil determinar un patrón (causas) que explique a la perfección el porqué tiene lugar este problema psicológico.

Sin embargo, ciertas variables han demostrado a lo largo de la práctica clínica de la psicología,  que si una persona se ve expuesta a ellas, existe una mayor probabilidad de que ésta padezca dependencia emocional.

Dicho esto, ahora solo te toca saber cuáles son:

Factores causales

Adaptado de Jorge Castello Blasco (2018)

  • Carencias afectivas y relaciones insatisfactorias en fases tempranas de la vida.

Las experiencias afectivas que tienen lugar en la infancia, incluso ya entrada en la adolescencia, desempeñarán un papel importante en las relaciones de amistad y de pareja.

Si muchas de estas experiencias dan la casualidad de que son adversas, la niña o el niño, irán configurando esquemas mentales desadaptativos de ellas/os mismas/os y pautas de interacción disfuncionales con el resto de personas, dando lugar a la dependencia emocional.

Es decir, ellos/as simplemente se comportarán en función de lo que han visto y aprendido.

Ejemplo: si una persona desde niña/o ha aprendido que para ser aceptado/a y recibir cariño, se consigue a través de la sumisión, aprobación de lo demás e idealización… no se comportará de otra manera que de ésta.

Ejemplo: si un niño o niña se encuentra con que sus progenitores no están atentos a él/ella, son fríos/as, hostiles, no le anima en sus estudios, no son valorados/as en sus logros…buscarán cubrir sus necesidades afectivas o emocionales de cualquier forma.  Esto se traduce en que cuando reciben un mínimo de afecto, harán lo posible para no ser rechazados/as, estarán continuamente atentas/os a dichas personas, las idealizarán como un ser superior, etc.

¡RECUERDA! La gravedad de la dependencia emocional guardará relación con la magnitud de dichas carencias.

El afecto no es una variable dicotómica que está presente o ausente, conforma un continuo en el que existen múltiples grados.

  • Formación de esquemas mentales desadaptativos:

Antes de nada, por si no conoces que es un esquema mental, es el conjunto de información que hemos ido adquiriendo en base a nuestras experiencias sobre diversos temas o conceptos que nos predisponen a actuar de una manera determinada.

Ejemplo: una persona en base a su experiencia ha ido adquiriendo una definición de qué es para ella/él una relación de pareja y cómo se tiene que comportar en ella.

Estos esquemas interpersonales o pautas de interacción recogerán, no sólo la información relacionada sobre cómo deben ser las relaciones con los demás, sino también, y esto es fundamental para comprender la dependencia emocional, los sentimientos asociados a ellos.

Por tanto,  si estos esquemas son desadaptativos le llevarán a la persona a pensar que en una relación de pareja siempre se tiene que estar a lado de la otra persona a toda costa, que la prioridad es su pareja, que si no aceptas todo lo que dice la otra persona puedes perderla, que es mejor tener una relación en vez de estar solo/a,  que la prioridad ante todo es tu pareja…

  • Baja autoestima:

Los dependientes emocionales modularán su autoestima a través de las personas que les rodean, si el entorno les refuerza aumentará, si por el contrario el entorno no les refuerza su autoestima, se deteriorará y perderán su valor autopercibido.

Son personas prisioneras de sí mismas, desean escapar de su cuerpo y mente por eso se refugian en otras personas.

Lo que les llevará a entablar relaciones de sumisión y dominancia, necesitan la aprobación de la otra persona para hacer algo, y agrandan continuamente a las personas.

  • Miedo e intolerancia a la soledad.:

Como el dependiente emocional se siente prisionera/o de sí misma/o, la única manera de paliar su infelicidad y dejar de estar consigo misma/o se centrará en la otra persona.

La intolerancia a la soledad es en parte la responsable de la necesidad de acceso constante hacia a la pareja, es el motor que impulsa al dependiente a querer estar continuamente con ella a cualquier precio.

El dependiente emocional considera que la relación con una persona idealizada, sea como sea, es la auténtica solución a su dolor y a sus penas.

Considera que es la única manera de ser feliz.

  • Déficit de habilidades sociales.:

Debido a lo anteriormente descrito, esto les lleva a serias carencias en sus habilidades sociales.

La necesidad de agradar deriva inevitablemente de la falta de asertividad y el miedo atroz al rechazo conduce a no expresar con libertad los intereses y las demandas personales, sus obsesiones o afán de exclusividad, se produce por su falta de empatía.

  • Factores socioculturales:

Cada cultura tiene diferentes modelos de pareja y los roles de género que se desempeñan en ellas tiene una influencia social en la persona, hay sociedades que promueven más a que surja la dependencia emocional (sociedad patriarcal).

¿Por qué surge la dependencia emocional en las relaciones de pareja?

Para que se desarrolle la dependencia emocional en la pareja, no dependerá exclusivamente de que el dependiente emocional sufra ciertas carencias afectivas, tenga una serie de esquemas desadapativos, baja autoestima, déficit de habilidades socialea o miedo a la soledad, sino también, que la otra persona asuma el rol que el dependiente emocional está buscando y en el contexto donde se desarrolla la relación de pareja propicie este tipo de relación.

Lo que quiere decir, que sino se dan ciertas variables para el dependiente emocional serán relaciones de tránsito y no la relación que realmente quiere tener. 

Artículo: Fases de las relaciones de pareja del dependiente emocional

 

¿En qué se diferencia la dependencia emocional de la codependencia?

El codependiente es aquella o aquel que tiende a relacionarse afectivamente con personas con problemas de cualquier índole para protegerlas y controlarlas.

Inician y mantienen este tipo de relaciones porque se sienten cómodos/as desempeñando el papel de cuidador/ra.

El dependiente emocional, sin embargo tiende a relacionarse con prototipos de personas (en muchos caso dominantes) que le permitan cubrir sus necesidades afectivas o emocionales.

En la dependencia emocional, el sometimiento no es un fin, sino un medio únicamente para preservar la relación y para contentar a la pareja idealizada.

Se suele confundir la codependencia con la dependencia emocional en la relaciones de pareja porque existen cierta similitudes como por ejemplo la autoanulación, el sometimiento al otro/a, su baja autoestima, su necesidad constante de estar con la otra persona  y su tendencia a padecer otro tipo de problemas psicológicos (ansiedad, depresión, entre otros).

Consecuencias de la dependencia emocional en la relaciones de pareja

La dependencia emocional en la relaciones de pareja trae consigo diferentes consecuencias a nivel personal relacional, social, emocional, familiar y personal.

Entre las principales consecuencias te puedes encontrar:

  • Rupturas y reconciliaciones que no les permite avanzar en su relación.
  • Problemas decomunicación.
  • Rutina.
  • Problemas sexuales.
  • Maltrato físico, psicológico y/o sexual.
  • Aislamiento social y/o familiar.
  • Infidelidades.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Pérdida de objetivos e interese personales.
  • Entre otros. Todo dependerá de la relación de pareja.

Lecturas obligatorias

Bibliografía relacionada con la dependencia emocional en las relaciones de pareja.

Castelló, J (2018). Dependencia emocional. Características y Tratamiento

Perfil psicopatológico de pacientes con dependencia emocional. Revista Iberoamericana de Psicosomática

Castelló, J ¿Qué es la dependencia emocional?

Protocolo-guía de evaluación para casos de dependencia emocional. Universidad Autónoma de Madrid

 

Libros para el tratamiento de la dependencia Emocional

Aquí pongo punto y final a este artículo sobre la dependencia emocional en las relaciones de pareja.

Espero que te haya servido de ayuda.

Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme.

Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionado con la práctica clínica del duelo patológico o si no otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.