¿Te gustaría conocer cuáles son los principios básicos de los primero auxilios psicológicos?, ¿Qué puedes hacer y  qué no, ante una situación donde una persona se encuentra desbordada psicológicamente? . Te lo cuento aquí y ahora.

¿Qué puedo hacer si…?

¿Qué ocurre en aquellos casos en los que…?

¿Qué se puede hacer cuando…?

¿Es mejor esperar o puedo hacer algo hasta que lleguen los especialistas?

¿Qué hago si mi (padre, madre, hermana/o, tía/o) intenta…?

¿Qué hago si mi (padre, madre, hermana/o, tía/o) se pone…?

¿Qué puedo hacer si me encuentro con…?

¿Cuándo es mejor intervenir?

Estas preguntas u otras son las que darán paso a los primeros auxilios psicológicos.

¿Qué son los primeros auxilios psicológicos y para qué sirven?

Se consideran Primeros Auxilios Psicológicos aquellas intervenciones en primera instancia llevadas a cabo por un especialista o no, cuyos objetivos principales son amortiguar los primeros efectos o consecuencias de la situación, proporcionar los recursos básicos necesarios ante la misma y prevenir que el cuadro y/o situación empeore.

En el momento en el cual veas que una persona, ante cualquier circunstancia o motivo se encuentre desbordada o  aquellas reacciones psicológicas suponen un problema real para su vida, deberás aplicar los primeros auxilios psicológicos.

Para poder llevar a cabo los primeros auxilios psicológicos es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

1º .Los Primeros Auxilios Psicológicos en ciertos aspectos se aproximan a la intervención en crisis, el Debriefing ( relacionado con la expresión emocional relativa a situaciones traumáticas) o modelos de intervención temprana pero no son los mismo (Muñoz, M y Martin, L . 2009).

2º .La aplicación de los Primeros Auxilios Psicológicos comienzan cuando se asiste en primera instancia a la persona y terminan cuando se inicia la intervención formal o estructurada, siempre y cuando ésta sea necesaria.

3º .Los Primeros Auxilios Psicológicos siempre han estado ligados a grandes catástrofes, pero su aplicación no está limitada exclusivamente a estas situaciones , sino también a otras, como por ejemplo, accidentes de tráficos, muertes repentinas, intentos de suicidios, intoxicaciones, despidos, rupturas de pareja, etc.

4º .Quien aplique los Primeros Auxilios Psicológicos es recomendable que esté familiarizado con la diversidad de reacciones  que pueden surgir ante las situaciones traumáticas o vitales estresantes de la vida cotidiana de la persona.

¡OJO! Antes de aplicar los Primeros Auxilios Psicológicos, tienes que partir con la idea de que cada situación y persona es distinta, que pueden estar expuestas a diferentes vulnerabilidades, porque si no tu actuación te llevará a un fracaso absoluto, no solo a nivel paliativo sino también preventivo.

¿Cuáles son los objetivos de los primeros auxilios psicológicos?

Los objetivos que tienes que tener presente, cuando lleves a cabo este tipo de intervención psicológica son los siguientes (Adaptado de Enrique Parada (2008) y otras autoras/es):

  • Recabar la mayor cantidad de información posible en el menor tiempo.
  • Realizar una valoración inicial de la situación y de las reacciones generales de las personas implicadas en el incidente.
  • Distinguir qué reacciones son esperables y lógicas ante ciertas situaciones y cuáles pueden ser patológicas.
  • Establecer contacto con la persona afectada para ser “aceptados” como proveedores de Primeros Auxilios Psicológicos.
  • Detectar los posibles peligros que puedan suponer un riesgo para las personas.
  • Hacer un análisis realista de la situación o incidente.
  • Generar un contexto de seguridad, controlado y normalizado.
  • Asegurar necesidades básicas.
  • Reducir el riesgo de daño físico o psicológico.
  • Escuchar las necesidades y molestias de la persona afectada.
  • Facilitar la expresión verbal y el relato del acontecimiento o incidente.
  • Facilitar la expresión emocional.
  • Reducir la estimulación estresante que esté perjudicando a la persona.
  • Buscar un lugar tranquilo, con pocos estímulos externos (Si es posible separar y evitar al paciente, de lugares y objetos de riesgo).
  • Favorecer la aceptación de la situación e incidente.
  • Evitar proporcionar falsas expectativas o esperanzas infundadas.
  • Facilitar el contacto con la realidad.
  • Decidir dónde llevar a cabo los primeros auxilios psicológicos.
  • Favorecer la aceptación de la situación y su integración psicológica.
  • Proporcionar técnicas de contención y afrontamiento.
  • Derivar hacia intervenciones más estructuradas si es necesario o redes de apoyo.

Análisis de la situación y planificación de la intervención de los pap

Adaptado de Enrique parada (2008) y otras autoras o autores.

Una vez que has detectado la necesidad de aplicar los Primeros Auxilios Psicológicos y has decidido llevarlos a cabo, antes de tomar cualquier tipo de decisión, tienes que formularte las siguientes preguntas:

  1. ¿Es necesario llevar a cabo los PAP?
  2. ¿Estoy en condiciones para llevar a cabo los PAP?
  3. ¿Estoy preparada/o para llevar a cabo los PAP?
  4. ¿Qué ha sucedido?
  5. ¿Qué personas se encuentran afectadas?
  6. ¿Cuáles son las reacciones psicológicas o efectos de las personas afectadas?
  7. ¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden empeorar la situación y estado de las personas?
  8. ¿Cuáles de los síntomas o reacciones psicológicas están siendo normales y cuáles patológicas?
  9. ¿Cuál es el riesgo de daño físico de la persona?
  10. ¿Cuál es el riesgo para los intervinientes de los PAP? ¿De qué tipo?
  11. ¿Hay personas afectadas indirectamente?
  12. ¿En qué contexto se va a llevar a cabo los PAP?
  13. ¿Qué clase de asistencia están recibiendo los diferentes tipos de afectados/as?
  14. ¿Están aseguradas o cubiertas las necesidades básicas?
  15. ¿La información que tengo es errónea?
  16. ¿He verificado la información obtenida?
  17. ¿Tengo toda la información necesaria para poder actuar?
  18. ¿Con qué medios cuento?
  19. ¿A quién debe ir dirigida la intervención?
  20. ¿Ante qué aspectos tengo que intervenir primero?
  21. ¿Quién debe realizar las diferentes intervenciones?
  22. ¿Cuándo y dónde se debe intervenir?
  23. ¿Cuáles son los Objetivos de la intervención?
  24. ¿Es necesario derivar a las personas a una intervención estructurada?

¡OJO! Estás preguntas son orientativas para una posible intervención de los PAP, no tiene por qué ser así, ni estar formuladas de esta manera.

Fases de los primeros auxilios psicológicos

Si algo caracteriza a los primeros momentos después de una situación traumática, vital estresante o una crisis, es la desorganización o simplemente no saber que hacer.

Es fácil que te puedas ver superada/o por los nervios o lo impactante de la situación, pero quien lleve a cabo los Primeros Auxilios Psicológicos tiene que hacer un esfuerzo para que esto no ocurra.

¡OJO¡ No somos superhéroes, es mejor no precipitarnos o no hacer nada a pesar de nuestra ganas de ayudar.

Las siguientes fases o pasos te ayudarán en tu toma de decisiones para comprender cuáles son las principales necesidades y posibilidades de la persona afectada, pero sobre todo, cómo intervenir de la forma más adecuada en función de aquello que esté ocurriendo.

¡Recuerda¡ tienes que ser flexible y tienes que tener la capacidad de adaptar los siguientes pasos a la necesidades de la persona afectada (son orientativos).

 Paso Nº1 ¿ Estoy en condiciones de actuar?

Es necesario que antes de  intervenir, te autoevalúes para saber si tu estado personal puede empeorar el estado de la afectado/a incluso, el tuyo mismo.

Paso Nº 2 ¿A qué me voy a enfrentar?

Si has decidido a intervenir, es muy importante que no te precipites y a pesar del poco tiempo que tengas para tomar una decisión, deberás conocer los principales elementos que componen la situación a la cual te vas a enfrentar.

Debes tener información acerca del dónde, el cuándo, el cómo, los desencadenantes de la crisis, y posibles riesgos, siempre en la medida que se pueda no solo del afectado/a sino de todas aquellas fuentes que puedas.

Para garantizar la eficacia de tu intervención, es de vital importancia que en todo momento conozcas si la persona afectada tiene familia, amigos/as, etc.

¡Recuerda¡ No todas las personas que experimentan una crisis o se enfrentan ante una situación traumática van a necesitar Primeros Auxilios Psicológico.

Paso Nº 3. Presentación

En este paso, ha llegado el momento de tomar el primer contacto con las/os afectadas/os y poner a su disposición tu ayuda.

Tendrás que presentarte para que sepa o sepan quién eres y por qué estás ahí.

No olvides que tienes que transmitir seguridad.

Paso Nº 4: Proteger y  asegurar las necesidades básicas

Apartarás a la persona en la medida de lo posible de aquellos estímulos que puedan empeorar la situación y estado de ésta/as.

Dependiendo de las circunstancias en las que te encuentres y siempre que puedas, deberás cubrir las necesidades básicas de la persona.

Paso Nº 5: Conocer las necesidades y molestias de la persona afectada

Ahora toca conocer los principales aspectos de lo ocurrido desde el punto de vista de la persona afectada y cómo ha experimentado el suceso.

Las preguntas que realices no pueden parecer un interrogatorio o ser demasiado insistente en alguna de ellas.

Deberás facilitar que la persona hable del incidente, de cómo lo ha vivido y las sensaciones o emociones que está experimentado.

También escucharás las necesidades y molestias de la persona afectada.

Paso Nº 6: Exploración inicial e identificación de los principales problemas de la persona afectada

Llevarás a cabo un examen del estado mental (orientación espacio-temporal, etc.) y además, tendrás que identificar el estado emocional actual (crisis convulsivas, ira, embotamiento, ataques de pánico, miedo, tristeza, mutismo…) y procesamiento cognitivo de la situación (interpretaciones, atribuciones, negación, culpa…).

Este paso, nos ayudará a tomar decisiones acorde a la situación actual de la persona afectada.

Paso Nº7: Primeros Pasos

Este es el momento donde pondrás al alcance de la persona afectada los recursos necesarios para asumir el control sobre su situación, para que pueda recuperar un estado mínimo de normalidad y tomar conciencia de la realidad que le rodea, como por ejemplo, disminuir la sobreactivación fisiológica o emocional.

Si consideras que el estado de la persona afectada es crítico y no podrá desenvolverse por sí misma, tendrás  que establecer un enlace entre la persona y algún medio (familia, amigos, centro sanitario o social, policía, etc.) que se ocupe de ella.

¿Qué no debes hacer cuando lleves a cabo los primeros auxilios psicológicos?

  • Obligar a la persona a sumir roles o responsabilidades que no le corresponden.
  • Dar consejos.
  • Tratar a la persona como una extraña.
  • Hacer falsas promesas.
  • Impedir que la persona llore o grite. Cada persona reacciona de una manera diferente.
  • Intentar consolar a la persona. Ejemplo  “que mala suerte has tenido”,
  • Quitarle importancia al problema. Ejemplo “eso le pasa a todo el mundo”, “otros están peor que tú”.
  • Desviar el tema.
  • Nunca mientas, es mejor decir verdades a medias o decir “No lo sé”, siempre y cuando la persona te pregunte.
  • No bromees, no es momento para eso.
  • Hablar de nuestras experiencias.
  • Nunca dejes sola a la persona, si te tienes que ausentarte pide a alguien que se quede con ella.
  • Hacer cosas por la persona sin preguntarle o sin su autorización.
  • Omitir ciertos comentarios o comportamientos por miedo a dañar a la persona.
  • Juzgar, criticar o minimizar los hechos ocurridos.
  • Centrase exclusivamente en la persona o personas y no en el contexto o en ti mismo.
  • Actuar a lo loco.
  • Estar nerviosa/o o insegura/o.
  • Ir con prisas.
  • Mostrarse desorganizada/o o dudosa/o.
  • No respetar el estado de la persona e intentar que se recupere con la mayor inmediatez posible.
  • Quitar importancia a los factores de riesgo o reacciones de las personas que pueden hacer que la persona empeore.
  • Obligar a la persona a tomar decisiones.
  • Asumir que es imposible comunicarse con alguien hasta haberlo intentado.
  • Obligar a la persona a contar lo sucedido.
  • No respetar los momentos de silencio o espacio interpersonal.
  • Gritar o hablar muy rápido a la persona.
  • No toques a la persona si no está preparada.
  • Emplear expresiones como por ejemplo: “no pasa nada”, “no te preocupes”, “esto tiene solución”, “todo pasa por algo”.
  • Decidirle lo que necesita.
  • Tomar la iniciativa “ayudar” a la persona con asuntos que él mismo puede hacer.

 Lecturas Obligatorias

 Parada, E (2009). PSICOLOGÍA Y EMERGENCIA. Habilidades psicológicas en las profesiones de socorro y emergencia. DESCLÉE DE BROUWER

 Martin, L y Muñoz, M (2008). Primeros Auxilios Psicológicos. Editorial sinteis.

 Cortés, P y  Figueroa, R. Manual ABCDE para la aplicación de Primeros Auxilios Psicológicos. Universidad Católica de Chile

 GIPEC-COPPA. Guía Práctica de Primeros Auxilios Psicológicos  y Autoprotección

Primeros Auxilios Psicológicos: Protocolo Acercarse

Aquí pongo punto y final a esta Guía psicoeducativa de los principios básicos de los Primeros Auxilios Psicológicos.

Espero que te haya servido de ayuda.

Si me he dejado algo o tienes alguna duda…no dudes en escribirme.

Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionado con la práctica clínica del duelo patológico o si no otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.