Rubén y Elena. 8 meses de relación

A veces pienso que Rubén no es real, que todo es un sueño y en algún momento me voy a despertar.

Detesto revivir esta sensación de vacío.

Te acabas de ir y ya necesito estar contigo.

Deseo que llegue el día, que no me tenga que despedir de ti y de poder abrazarte cuando más lo necesite, y no tener que esperar para poder hacerlo.

Me cuesta no poder parar de pensar qué estarás haciendo o si te estarás acordándote de mí. 

Estoy cansada de ver o escuchar, besos y te quieros a través de una pantalla o altavoz.

Cómo me gustaría poder acariciarte, tocarte, olerte, sentirte, tener relaciones sexuales cuándo a mí me diera la gana y no tener que esperar… una semana, dos, tres, un mes, dos meses.

Nos hemos prometido fidelidad pero como puedo saber que me estás diciendo la verdad, teniéndote tan lejos.

Me da rabia que por culpa del dinero no podamos vernos.

Nadie me dijo que fuera a ser fácil pero tampoco tan difícil.

Al tener tantos factores en contra, no puedo parar de pensar en el futuro.

¿Tiene sentido seguir luchando?”¿Podremos conformarnos con lo que tenemos?”

Entiendo perfectamente que pongas tantas barreras y no quieras avanzar en ciertos aspecto de la relación o te cueste expresar libremente ciertos sentimientos … a mí me sucede lo mismo.

Me da miedo que por un mal entendido nos distanciemos más de lo que estamos.

Coincidir es una odisea, y compaginar los estudios y el trabajo con las escapadas, es realmente estresante y frustrante lo sé.

Cuando tú puedes yo no puedo y cuando yo puedo tú no puedes

Sé que si estuviéramos juntos no sería un problema y sé de sobra y hablo por los dos, que ambos valoramos lo que estamos haciendo ya que al venir a verme o ir yo a verte a ti, estamos dejando de lado amistades, familia, hobbies, trabajo, estudios…

Dicen que querer es poder, pero si las circunstancias o la realidad te obliga a tomar otras decisiones¿Qué puedes hacer?

Consejos para mantener una relación a distancia
  • Confiar siempre en tu pareja.
  • Cada uno de los miembros de la pareja tendrá que tener su propio espacio personal.

Ejemplo: si estás 2 días sin hablar con tu pareja por cualquier motivo (amigos/as, trabajo), no pasa nada. No se le puede reprochar al otro miembro que esté pensando de ti, o no se está acordando de ti. Los miembros de la pareja aunque estén a la distancia, necesitan esos momentos de desconexión a nivel personal.

  • La comunicación tiene que ser diaria, sincera, y cercana.

No hay que dar nada por hecho y ante la duda siempre preguntar.

  • Intentar por todos los medios mantener el deseo sexual y la actividad sexual.
  • Estar dispuestos a hacer esfuerzos y sacrificios por la otra persona (compromiso).

Ejemplo:

Cambiar hábitos, privarse de ciertas cosas para dedicar ese dinero para poder pasar unos días juntos, reducir el tiempo de otra actividad para mantener una larga conversación diaria, etc.

  • Vivir el presente y no hacerse expectativas irreales sobre el futuro.
  • Pedir y no exigir.
  • Expresar los sentimientos en todo momento.
  • No omitir cierta información si entra en juego la duda.
  • No crearse falsa esperanzas.
  • Apoyar los objetivos e intereses que pueda tener nuestra pareja a pesar de estar en distancia.
  • Compartir y tomar decisiones conjuntamente.
  • No hacer comparaciones con otras parejas.
  • Intentar tener el mismo nivel de compromiso.
  • No pensar de forma obsesiva en la otra persona.

Ejemplo: estará pensando en mí, que estará haciendo.

  • Tener paciencia, si no puedes hablar con tu pareja en un momento determinado no pasa nada.
  • Tener organización.
  • Tener detalles.
  • Tener clara las prioridades.
  • No decir una cosa y hacer otra.
  • Tener una red de apoyo social cerca.
Aspectos positivos de una relación a distancia
  • Se rigen por sus propias reglas
  • Toman conjuntamente decisiones
  • Ponen sus propios límites.
  • El amor y el afecto, se ponen a prueba cada día.
  • La comunicación es sincera, directa, concreta y efectiva. Clave de este tipo de relaciones.
  • La intensidad con la cual se experimentan los segundos previos de ver a la otra persona, tras la espera de meses, semanas o días sin verse.
  • El deseo continuo por querer ver y estar con la otra persona.
  • La intensidad con la que se viven los días que se pasan juntos, ya sea una semana, tres o un día.
  • El compromiso por ambas partes.
  • El sacrificio y esfuerzo por ambas partes.
  • Apenas se discute.
  • Se viaja más. 
  • A cada nuevo encuentro se le da un toque especial.
  • Prima la confianza por encima de todo.
  • La actitud y motivación que muestran ambos miembros para que la relación perdure y realmente funcione.
  • Tener objetivos en común.
  • Los miembros de la pareja están más pendientes uno del otro.
  • El deseo sexual.
  • Cada momento que se comparte juntos, la pareja recupera el tiempo perdido a nivel sexual.
  • Se valora más a la otra persona.
  • Cada miembro de la pareja se pone a prueba a nivel emocional.
  • La Comprensión.
BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.