Irene y Alejandro: 1 año y 6 meses de relación.

Irene:

Desde hace un año, aunque yo diría que este problema siempre lo ha tenido, se ha ido agravando por momentos.

Hará un mes, me vi obligada a darle un ultimátum; o acudíamos a un especialista o nos dábamos un tiempo.

No podía más, entiendo que le pueda dar vergüenza, pero nunca me hubiera imaginado que un problema de estas características podría afectarnos tanto a nivel individual como de pareja.

Cuando le conocí, como yo nunca había tenido problemas para llegar al orgasmo, no le di importancia.

Si no es de una forma es de otra, lo importante es el disfrute y la satisfacción de la actividad sexual.

Hasta que te das cuenta, de que algo no funciona bien.

Al principio, no le dices nada porque no le quieres agobiar o meter presión o piensas que habrá tenido un mal día o está estresado por el trabajo.

Entonces día tras día te conformas con el cunnilingus, la masturbación…pero llega un punto y aunque suene egoísta, no es suficiente.

Necesitas sentir a la otra persona, llegar al clímax conjuntamente, probar posturas nuevas

Durante meses, al no decirme nada y al no atreverme hablar con él, me conformé con lo mismo de siempre pero esta vez me compré un dildo.

Sin embargo, Alejandro en vez de ir a mejor iba a peor, ya no eyaculaba a los pocos minutos de empezar la penetración, nada más tocarle el pene con las manos o acercármelo a los labios, eyaculaba.

A pesar de ello, seguía sin decirme nada.

Por eso llegué a pensar que era culpa mía.

Alejandro:

Si he tomado esta decisión ha sido por ella.

Me da vergüenza y me incomoda hablar de este tema, además no creo que tenga solución.

Este problema lo llevo arrastrando desde la adolescencia y tengo 30 años, así que no te puedes imaginar por lo que he pasado.

Al principio piensas que es normal por los nervios de las primeras veces pero con el tiempo, te vas dando cuenta de que no.

Con 17 años, a quién se lo puedes contar, a tus amigos no porque se van a reír de ti, a tus padres ni pensarlo… estás sólo, no puedes decírselo a nadie.

Te angustias por la impotencia de no poder hacer nada, te castigas y te ves incompetente a nivel sexual, te auto-exiges, pones excusas, te aíslas por miedo al qué dirán…

Después hay personas compresibles que te dicen que no pasa nada, otras que ya lo intentaremos otro día pero después no te llaman, en otras ves reflejado en su cara el desprecio y la decepción.

Por eso, he llegado a estar más de dos años sin mantener relaciones sexuales, es verdaderamente frustrante con este problema.

Con el paso de los años, vas comprendiendo que lo importante en el sexo no es la duración sino el disfrute y la satisfacción de la actividad sexual.

Aprendes otros recursos, intentas sobre todo centrarte en la otra persona para darle el placer que te está pidiendo, etc.

Al final no dejan de ser parches y sólo sirven para las relaciones sexuales esporádicas porque si tienes una relación no es suficiente y a las pruebas me remito.

Por eso, he evitado por todos lo medios estar con alguien hasta que ha llegado Irene.

Siempre he pensado que el problema ha estado en la forma de masturbarme, como tenía miedo de que mis padres me pillasen, pues lo hacía rápido y corriendo y esto a condicionado que en las relaciones sexuales pase lo que pase.

 

Técnicas para mejorar la Eyaculación Precoz

Parar – Continuar en la masturbación
Objetivos:

  • Tomar conciencia sobre el control e identificación de la eyaculación precoz a nivel individual y de pareja.
  • Lograr una erección sin eyacular.
  • Corregir la eyaculación precoz.

Descripción:

Pasos a seguir:

Primero: Practicar de forma individual con la masturbación.

Comenzar con una estimulación focalizada exclusivamente en el pene (olvidando cualquier tipo de fantasía), con el objetivo de alcanzar la erección.

  • Fase Continuar:

Una vez alcanzada una erección contundente, se aumenta la intensidad sobre la estimulación del pene para aumentar el grado de excitación. “siempre centrado en el pene”

  • Fase Parar:

Al experimentar un aumento del grado de excitación, se hace una “parada” y se deja de estimular el pene. Hasta que baje el grado de exictación.

“Ojo” Antes de que desaparezca por completo la erección, se volverá a la fase de continuar para reanudar la técnica.

*Entre cada una de las fases tendrás que esperar un minuto o dos.

*El ejercicio se deberá repetir 4 veces a las semana 15 minutos, hasta que se controle la eyaculación parcial o completa.

Segundo: Dicho proceso se repetirá con la pareja.

“Ojo” Si en la práctica de la técnica eyaculas no te desesperes sigue intentándolo.

Técnica de “parada y arranque” de James Semans (1956)

Parar – Continuar con el coito
Objetivos:

  • Tomar conciencia sobre el control e identificación de la eyaculación precoz en el coito.
  • Lograr una erección sin eyacular en el coito.
  • Corregir la eyaculación precoz.

Pasos a seguir:

Es conveniente que ambos miembros de la pareja comiencen dicha técnica sin expectativas ni exigencias.

Antes de iniciar el coito, se comenzará con juegos sexuales sin tocar los genitales, siempre regulando la estimulación del pene y la excitación. Habrá que intentar la erección se produzca de forma espontánea y no producto de una estimulación directa al pene.

Primero. Fase continuar:

Una vez alcanzada la erección, se procede al penetración. No debe de ser brusca ni rápida. Siempre en una posición cómoda.

Una vez introducido el pene en la vagina, se comienzan a efectuar los movimientos del coito, de forma lenta y con poco recorrido en la vagina.

*Para empezar, las posturase aconsejables son: la “posición lateral” o “la mujer encima”.

La “postura del misionero” y “el hombre detrás” dificultan el control de la eyaculación.

Segundo. Fase “Parada”:

Cuando el hombre observe que se acerca la eyaculación, ha de parar, sacar el pene del interior de la vagina y esperar a que disminuya la excitación.

Antes de que desaparezca por completo la erección y mientras disminuye la excitación, se vuelve a introducir el pene en la vagina, evitando la penetración profunda.

*Dicho proceso se hará hasta que el hombre no pueda más y eyacule.

*El ejercicio se deberá repetir 1 o 4 veces a las semana.

Técnica de “parada y arranque” de James Semans (1956)

Olvídate del Coito
Objetivo:

  • Focalizar nuestros sentidos más allá de coito.
  • Fomentar otro recursos sensuales con la pareja.
  • Descubrir otras sensaciones.
  • Corregir la eyaculación precoz.

Descripción:

“Ojo” Queda prohibido el coito. Durante una semana.

Pasos a seguir:

1º Antes de iniciar la relación sexual os desnudaréis y os pondréis uno enfrente del otro. Al azar, elegiréis quién comienza a acariciar el cuerpo del otro excepto los genitales.

Transcurridos 10 o 15 minutos, cambiáis los papeles.

El que esta recibiendo las caricias, si se excita no podrá pedirle nada al otro.

Importante: fijarse en las sensaciones, emociones y sentimientos que surgen y centrarse el cuerpo de la otra persona.

“Ojo” Si la excitación en muy elevada en recomendable empezar con la ropa interior puesta.

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.