¿Te gustaría aprender técnicas para la depresión?. Pues aquí te cuento cómo ponerlas en práctica con sus objetivos, descripciones y varias sugerencias para cada una de ellas.

Además, este artículo te puede resultar útil para poder potenciar y mejorar tus habilidades terapéuticas en el tratamiento para la depresión.

¿Cuál es tu estrategia de Intervención?

Antes de decidir, si utilizar una técnica u otra, tienes que haber analizado de forma detallada el caso (información de las características del paciente, variables que originan y mantienen la depresión, etc) y  saber cuáles son las variables en las cuales vas a intervenir…

Recuerda, las técnicas sirven para intervenir sobre determinadas variables (ansiedad, tristeza, aislamiento social, anhedonia, pensamientos negativos, comportamientos disruptivos, otras).

Por ejemplo,  si  tienes un caso de fobia social, uno de los posibles síntomas que puede sentir el paciente será ansiedad ante la cual podrás utilizar desensibilización sistemática en el tratamiento.

Antes de iniciar el tratamiento para la depresión te recomiendo que te plantees estas preguntas:

¿Cuáles son la más adecuadas para este caso?

¿Qué características específicas tiene esta técnica para la variable (síntomas) que quiero intervenir?

¿Cómo puedo adaptar esta técnica a las características del paciente o al momento en el cual se encuentra?

¿Qué actuaciones, habilidades terapéuticas y medios exigen esta técnica, ejercicio o actividad?

Técnicas para la depresión. Tratamiento psicológico

Técnica Nº1: Momentos Felices. 

  • Descripción:

Se propone al paciente, que al final del día busque tres aspectos positivos o situaciones positivas que le hayan sucedido y justifique cómo se ha sentido. No tienen que ser grandes eventos sino pequeños detalles. Ambos los tendrán que escribir en un cuaderno.

Ejemplo:

Situación positiva:  Me comí unos marranos increíbles.

¿Cómo me he sentido?

Me sentí muy bien, es como si hubiera recuperado mis sentidos.

Ejemplo:

Situación positiva: me llamó una amiga que hacía tiempo que no hablaba con ella y estuvimos hablando de los viejos tiempos.

¿Cómo me he sentido?

Estaba contenta, porque me hizo reír, recordar que he sido capaz de hacer cosas y disfrutar de ellas.

Ejemplo:

Situación positiva: me di un baño relajante.

¿Cómo me he sentido?

Estaba relajada, abstraída del mundo. Espectacular.

  • Indicaciones:

Esta actividad o técnica, va dirigida a focalizar la atención en todas esas pequeñas situaciones o aspectos positivos olvidados que suceden en el día a día.

Al principio, al paciente le puede costar un poco porque está acostumbrado a fijarse en las cosas negativas, pero como son pequeñas y no grandes eventos, siempre se le puede hacer ver al paciente que suceden cosas positivas en su vida.

Técnica Nº2: El espía

  • Descripción:

Se entrenará al paciente a hacer una valoración de cada uno de sus pensamientos negativos o sesgos cognitivos, no tanto si su contenido es realista, lógico o racional, sino a valorar cuál es el papel que tiende dicho pensamiento en ese determinado momento y cuál es su función.

No es un debate socrático sino una valoración funcional de dichos pensamientos.

Ejemplo:

Pensamiento Nº1:  Para que voy a enviar mi curriculum si sé que no me van a llamar.

¿Qué estabas haciendo?

Estaba encendiendo el ordenador.

¿Qué consecuencias ha tenido el pensamiento?

Que no enviará ningún curriculum.

¿Qué has sentido al pensar dicho pensamiento?

Frustración, rabia, tristeza.

Ejemplo:

Pensamiento Nº2: No valgo para nada.

¿Qué estabas haciendo?

Se me olvidó felicitar a un amigo.

¿Qué consecuencias ha tenido el pensamiento?

Críticas hacia mi valía personal.

¿Qué has sentido al pensar dicho pensamiento?

Vergüenza, tristeza.

  • Indicaciones:

Está técnica va dirigida a la rumia depresiva, es decir a romper con los sesgos cognitivos que están llevando al paciente a hacer una valoración negativa de sí mismo, de su futuro, y aquello que hace.

Le permitirá al paciente detectar los pensamientos negativos, valorar su funcionalidad y actuar en consecuencia.

Técnica Nº3: Haciendo

  • Descripción:

Se le propondrá al paciente que elija tres cosas que lleva tiempo sin hacer y que pueda hacer en menos de una semana. Tienen que ser acciones, actividades que sean realistas y que no supongan mucho esfuerzo. Una vez hechas, tendrá que valorar cómo se ha sentido.

En este caso no se piensa en las consecuencias, solo se actúa y se hacen.

Ejemplo:

Actividad 1: Llamar a una amiga.

¿Cómo me he sentido?

Al principio me costó un poco, pero cuando ya estaba hablando con ella, es como si hubieran desaparecido las preocupaciones.

Ejemplo:

Actividad 2: Hacer un bizcocho.

¿Cómo me he sentido?

Volví a sentirme útil.

Ejemplo:

Actividad 3: Ordenar el armario.

¿Cómo me he sentido?

Pensaba que estaba en una habitación nueva.

  • Indicaciones:

Le permitirá valorar al paciente que una de las maneras para cambiar cómo se siente es haciendo, a pesar de que no le apetezcan o piense que no le van a servir para cambiar su estado depresivo.

Valorar la ideación suicida y si hubiera algún riesgo no hacer la actividad.

Técnica Nº5: Yo del futuro

  • Descripción:

En esta técnica el paciente tendrá que escribirse una carta a sí mismo, contándole a su yo del futuro como se verá en dos años.

  • Indicación:

Esta técnica, le permitirá al paciente plasmar una guía de actuación dónde (quiere estar, qué quiere estar haciendo, cómo, con quién) Incentivo motivacional.

Además, nos permitirá (Psicóloga/o) valorar el riesgo de ideación suicida. 

Técnica Nº6: Baúl de los recuerdos

  • Descripción:

En este caso, el paciente tendrá que hacer una lista de todos los logros, que ha conseguido en cada una de las áreas de su vida, hasta el momento actual y justificar que hizo para conseguirlo.

Ejemplo:

Logro nº1. Sacarme la carrera de derecho.

¿Qué hice? Artículo escrito por quepiensaunpsicologo.com

Primero estudiar, iba a clases todos los días, hablar con mis compañeros, cogía apuntes.

Ejemplo:

Logro nº2: Hacer el camino de Santiago en bici.

¿Qué hice?

Entrenar mucho, ahorrar para pagarme el viaje.

Ejemplo:

Logro nº3: Conseguir mi primer trabajo.

¿Qué hice?

Llamé directamente a la empresa en vez de enviar mi curriculum por internet.

  • Indicaciones:

El objetivo de esta técnica de terapia, es subrayar los logros obtenidos respecto a sus habilidades y aprendizajes y poner en práctica todas esas destrezas que en su momento le permitieron conseguir objetivos y metas.

Técnica Nº7: ¿Por qué no yo?

  • Descripción:

Se le propondrá al paciente que haga una lista de aquello que quiere conseguir. Posteriormente, se le solicita que haga dos columnas para que una de ellas ponga qué es lo que tiene ( habilidades, recursos) y qué es lo que le falta para conseguir lo que quiere.

  • Indicaciones:

Esta técnica va dirigida a pasar a la acción. Le permitirá al paciente hacer hincapié en fortalecer aquellas destrezas y entrenar sus debilidades pero sobre todo valorar que necesita para conseguir lo que quiere para pasar a la acción.

Técnica Nº8:  Buscando las evidencias. Interrogatorio

  • Descripción:

En esta técnica el paciente elaborará una lista con todos los pensamientos negativos o sesgo cognitivos para después someterlas a interrogatorio con las siguientes preguntas:

¿Estoy confundiendo un pensamiento con un hecho?

¿Estoy saltando a las conclusiones?

¿Qué consecuencias tiene pensar de esta manera?

¿Estoy cometiendo algún error (sesgo) de pensamiento?

¿Existe otra forma de pensar?

¿De qué me sirve tener esta creencia?

  • Indicaciones:

Antes de poner en práctica esta técnica, el paciente tendrá que saber qué es una creencias, un sesgo cognitivo y  por qué tenemos estos pensamientos.

A su vez, le permitirá al paciente, hacer una valoración de sus pensamientos y buscar otras alternativas para cambiar su sintomatología depresiva.

Técnica Nº9: No te rindas

  • Descripción:

En esta técnica el paciente tendrá que planificar el más mínimo detalle, ¿Cómo sería un día perfecto para él/ella?. Para ello, tendrá como guía las siguientes preguntas:

¿Qué voy a hacer? ¿Qué necesito para mi día perfecto? ¿Cómo lo puedo llevar a cabo?, ¿Por qué es mi día perfecto?, ¿Con quién voy a pasar mi día perfecto? ¿Dónde? ¿cuándo?

  • Indicaciones:

Le permitirá al paciente ejercer un control sobre su vida. Además de tener en cuenta qué le ayuda a tener un buen día desde su punto de vista y qué deja de hacer para tener un peor día.

Técnica Nº10: Alternativas

  • Descripción:

En esta técnica se le propondrá al paciente hacer una plan de vida.

En cada una de las siguientes áreas ( familiar, laboral, relaciones sociales, ocio, personal) tendrá que especificar que mantendría, cambiaría, eliminaría y añadiría.

  • Indicaciones

Esto le permitirá al paciente buscar una solución a su situación depresiva y tomar decisiones en cada una de las áreas, es decir pasar a la acción.

Técnica Nº11: Despedida

  • Descripción:

En esta técnica, el paciente tendrá que hacer una carta despidiéndose de cada uno de los síntomas que le está provocando la situación que está viviendo.

Ejemplo:

Te agradezco tristeza la ayuda que me has prestado hasta el momento. A ti apatía, por no darme la energía necesaria para hacer cosas o a ti anhedonia por no hacerme disfrutar, pero a partir de ahora ya no voy a estar en ninguna de las fases de la depresión ni vais a formar parte de mi vida porque no os necesito ya que a partir de ahora voy a empezar a utilizar las técnicas de la terapia de activación conductual.

  • Indicaciones:

Esta actividad, ayudará al paciente a buscar un significado a su depresión, trabajar la expresión emocional y poner un punto de inicio o de partida para acabar con su situación.

Conclusiones sobre la puesta en práctica de las técnicas para la depresión en el tratamiento psicológico.

Cada una de las técnicas para la depresión son herramientas cuyo uso se pueden utilizar tanto en la infancia como en adolescencia o edad adulta, pero antes de poder aplicarlas tienes que tener un objetivo terapéutico, un por qué y un para qué de su uso. Artículo escrito por quepiensaunpsicologo.com

Da igual que sean técnicas conductuales, cognitivas, emocionales, grupales o terapias como por ejemplo la terapia de activación conductual para la depresión, lo importante es que cada vez que uses una de ellas, seas capaz de adaptarlas a las necesidades de tus pacientes (niños/as, adolescentes, adultos),  siempre con un objetivo terapéutico y una justificación en base a un modelo teórico.

Por ello, antes de emprender una intervención psicológica y aplicar diferentes técnicas para el tratamiento de la depresión es fundamental que conozcas a qué te estas enfrentado y con qué recursos o habilidades psicoterapéuticas cuentas para saber si puedes afrontar dicho caso clínico y si no es así, derivarlo a otros profesionales de la salud mental o instituciones.

Gracias por haber llegado hasta el final de esta guía práctica sobre técnicas para la depresión.

Espero que te haya servido de ayuda.

 Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme.

Te animo a seguir leyendo otros artículos relacionados sobre la práctica clínica en depresión u otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.