¿Te gustaría conocer distintas técnicas para la ansiedad Generalizada?. Aquí y ahora, te cuento en qué consiste cada una de ellas para que las puedas llevar a cabo en tu práctica clínica.

Antes de decidir, si utilizar una técnica u otra, tendrás que conocer de forma detallada las características del paciente, las variables que hayan originado y estén manteniendo el problema psicológico, pero sobre todo, qué variables vas a intervenir en el tratamiento de la ansiedad generalizada.

¡Recuerda! cada una de las técnicas para la ansiedad generalizada que utilices irá dirigida a intervenir una o varias variables.

Por ejemplo, si tienes un caso de fobia social, uno de los posibles síntomas que sentirá la persona será ansiedad ante la cual podrás utilizar desensibilización sistemática en el tratamiento.

 Por ello, para no precipitarte y tomar cualquier tipo de decisión de forma precipitada, te recomiendo que te formules las siguientes preguntas:

¿Cuáles son las técnicas más adecuadas para este caso de ansiedad generalizada?

¿Qué características específicas tiene esta técnica para la variable (síntomas) que quiero intervenir?

¿Cómo puedo adaptar esta técnica a las características del paciente o en el momento en el cual se encuentra?

¿Qué actuaciones, habilidades terapéuticas y medios exigen esta técnica, ejercicio o actividad para poder llevarla a cabo?

Técnicas para la ansiedad generalizada

A partir de ahora, encontrarás diferentes técnicas para trabajar los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada:

¡Ojo! Lo importante es, adaptar la técnica a la persona y no la persona a la técnica.

 Ansiedad

 Técnica Nº 1: ¿Cuándo la ansiedad se convierte en un problema?

Descripción:

A través de esta técnica le haremos ver y observar las diferencias de cuándo la ansiedad es una reacción emocional normal y cuándo comienza a ser un problema.

Cogeremos un folio, el cual lo dividiremos en dos columnas, una para poner las característica de cuándo la ansiedad es normas y otra para cuándo la ansiedad comienza a ser un problema.

Punto por punto, conjuntamente con la persona, iremos analizando las distintas diferencias.

Ejemplo ¿cuándo la ansiedad se convierten en un problema?.

  • Cuando es demasiado frecuente.
  • Cuando se mantenga en el tiempo después de que haya pasado la situación que la provocó.
  • Cuando es demasiado intensa para la situación que la ha provocado.
  • Cuando tengas alteraciones psicofisiológicas producidas por la tensión como sensación de cansancio, dolor muscular, fatiga, insomnio, etc.
  • Cuando tengas pensamientos catastróficos, anticipatorios, sensación de bloqueo o dificultad para tomar decisiones que interfieran en tu vida.
  • Cuando evites situaciones que antes no evitabas.

Indicaciones:

Esta técnica le ayudará a la persona a conocer e identificar si la ansiedad que está sintiendo, es algo normal o no, y si es así dar el primer paso para comenzar a regularla.

Técnica Nº 2: Hoy no toca hablar de ti (Ansiedad)

 Descripción:

Se le solicita a la persona que busque un espacio a largo del día (una hora), donde tendrá prohibido hablar de la ansiedad y todo aquello que le rodea o tenga relación con ella.

Los miembros de la familia o de la pareja durante ese espacio de tiempo también tiene prohibido preguntarla/e o hablar de cualquier aspecto relacionada con ella.

Indicaciones:

Pedir a alguien que no haga algo a veces resulta complicado hacerlo, por eso es importante hacer algo alternativo como por ejemplo hablar de otros temas, hacer alguna actividad física o ir al cine.

Técnica Nº 3. Plan de acción

 Descripción:

 Analizaremos y detallaremos con la persona un plan de acción para que pueda prevenir y actuar ante la ansiedad.

Se trata de que identifique qué comportamientos, pensamientos y situaciones concretas pueden ayudarla/e en los momentos de riesgo.

El plan de acción se elabora a partir de las siguientes preguntas:

¿Qué puedes hacer antes de que aparezca la ansiedad?

¿Qué puedes hacer sin en alguna ocasión no ha podido controlar la ansiedad y es más intensa?

¿Qué puedes hacer si se mantiene en el tiempo?

¿Qué puedes hacer si empieza a ser frecuentes en diferentes situaciones?

Indicaciones:

Al ser pautas claras y elaboradas por la persona, le proporcionará la seguridad necesaria para lograr aquello que se había propuesto.

Preocupaciones

Técnica Nº 1: Poniéndote en el lugar de otra persona

Descripción:

Se solicitará que se ponga en el lugar de 3 personas que conozca y se imagine como interpretarían ellos la situación a la cual se está enfrentando.

Ayudaremos a la persona a que se dé cuenta, que ante una situación, hay distintas formas de ver y comprender la situación.

Indicaciones:

El objetivo es demostrar a la persona que prácticamente ante cada situación existe una diversidad de opiniones de interpretación, y que la única forma de romper el proceso rumiativo, en el que se encuentra es a partir desde distintos puntos de vista.

Técnica Nº2: Diario de las preocupaciones

 Descripción:

Se solicitará a la persona que escriba o haga una lista de las preocupaciones más importantes en relación a las siguientes áreas de su vida (familia, pareja, yo, amistades, laboral, ocio…) más frecuentes de los últimos años.

Indicaciones:

Ayuda a reflexionar a la persona del por qué se preocupa de unos temas y no de otros.

 Técnica Nº3: Decir-hacer-decir

 Descripción:

Primero: Tendrá que ir escribiendo a lo largo del día en un cuaderno, cada preocupación, lo qué teme y cómo percibe que puede afrontar la situación.

Segundo: al final de la noche tendrá que comparar lo que ha sucedido realmente en cada situación con aquello que se había imaginado.

Indicaciones:

De las técnicas para la ansiedad generalizada el objetivo de ésta es que la persona pueda comprobar si sus predicciones son o no ciertas y cuestione la utilidad de preocuparse.

Intolerancia a la incertidumbre

 Técnica Nº 1: ¿Qué puedo hacer…?

Descripción

Se le pedirá a la persona que pase a la acción, en vez de estar inmerso en los ¿y si? o proceso rumiativos.

Para ello, la persona se formulará cada una de las siguientes preguntas y posteriormente en función de la respuesta pasará a la acción.

¿Qué puedo hacer para minimizar…?

¿Qué puedo hacer para ayudar…?

¿Qué puedo hacer para prevenir…?

¿Qué puedo hacer mientras estoy esperando…?

¿Qué puedo hacer para asegurar…?

Activación Fisiológica

Técnica Nº 1: Visualización

 Descripción:

La persona, ante una situación de activación fisiológica o síntomas físicos, tendrá que cerrar los ojos y visualizar a través de su imaginación una situación placentera o que le relaje.

Una forma sencilla de crear imágenes agradables es que la persona atienda a sus fantasías.

Ejemplo:

Si a la persona le duele la cabeza tendrá que visualizar como si fuera real que está en la playa, tocando la arena con los dedos de los pies, sintiendo la humedad en las fosas nasales, el ruido de la olas, las gotas de sudor cayendo por la frente…

Indicaciones:

Es importante, que la persona cuando perciba los síntomas físicos, rápidamente visualice su escena de seguridad y sienta que está allí.

Antes de realizar ésta o otras de la técnicas para la ansiedad generalizada de este tipo habrá que evaluar la capacidad de imaginar de la persona.

 Estrés

 Técnica Nº 1 ¿En qué se diferencia el estrés de la ansiedad?

 Descripción:

Se le explicará a la persona ¿qué es el estrés?, la diferencia entre ansiedad y estrés, tipos de estresores, cómo afecta a la salud, etc.

 ¡Ojo¡ De las técnicas para la ansiedad generalizada esta técnica es la más básica y en muchas ocasiones la pasamos por alto pero es de vital importancia para que la persona sepa lo que le está sucediendo.

Indicaciones:

Es importante, que la persona sea consciente de que el estrés y la ansiedad no son lo mismo, ya que si quiere combatir la ansiedad generalizada tendrá que conocer los distintos estresores puede estar causando la ansiedad generalizada.

 Técnica Nº2: ¿Qué puedo hacer ante este problema?

 Descripción:

Primero: se le explicará a la persona que un problema es una situación para la que no tiene una respuesta o una forma de actuar eficaz.

Que solucionar problemas consiste en encontrar formas adecuadas de actuar en esas situaciones.

Que las situaciones no son en sí misma problemáticas, es la falta de una respuesta lo que hace problemática a la situación.

Pero que desde el momento que no encuentra una respuesta, le va a provocar ansiedad, preocupaciones, malestar (síntomas físicos) incluso huir o evitar la situación.

Segundo: la persona se tendrá que formular las siguientes preguntas ante una situación que le cueste tomar una decisión:

  • ¿Qué?

Descripción objetiva de lo que está sucediendo. Conocer y definir de forma detallada la situación

  • ¿Cómo?

Posibles alternativas de toma de decisión, ante dicha situación.

  • ¿Para qué?

Le ayudará a la persona de forma subjetiva y objetiva para qué quiere tomar unas decisiones y no otra.

  • ¿Y ahora qué?

Una vez que haya analizado las alternativas que tiene, elegirá una y la llevará a cabo.

 

Libros para el Tratamiento Psicológico de la Ansiedad Generalizada

Aquí pongo punto y final a esta guía clínica sobre las técnicas para la ansiedad generalizada.

Espero que te haya servido de ayuda. Si me he dejado algo o tienes alguna duda en relación a las técnicas psicológicas para el trastorno de la ansiedad generalizada… no dudes en escribirme.

Gracias por haber llegado hasta el final y te animo a seguir leyendo otros artículos relacionado con el tratamiento de la ansiedad generalizada o si no, otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!

BORJA CUELLAR
BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.