¿Te gustaría aprender técnicas de la terapia sexual? ¿Quieres mejorar tus relaciones sexuales?. Aquí te explico paso a paso cuáles son, cómo ponerlas en práctica y en qué consiste cada una de ellas.

Además, este artículo te puede resultar útil para mejorar y potenciar tus habilidades terapéuticas en la terapia sexual.

¿Cuándo y Cómo utilizar las técnicas de la terapia sexual?

Las técnicas de la terapia sexual, como en cualquier otra terapia psicológica, son herramientas que se emplean para añadir, eliminar, potenciar, cambiar distintas variables que, por un lado, están originando y manteniendo los problemas sexuales y, por otro, están impidiendo desarrollar y/o mejorar distintas habilidades sexuales.

Por ello, antes de aplicar una técnica u otra, tendrás que tener claro ante que síntomas te estás enfrentando ya que cada problema sexual o disfunción sexual tendrá unas características específicas dependiendo de la persona o pareja que los sufre y, a su vez, tendrás que saber cómo son estas personas o parejas para adaptarlas a sus necesidades.

Ejemplo: una mujer puede padecer una anorgasmia femenina a causa de un problema de disfunción sexual en su pareja o a un trauma de abuso infantil o debido a que solo práctica relaciones sexuales coitales.

Ejemplo: Una pareja puede no estar disfrutando de sus relaciones sexuales por la rutina o monotonía del paso de los años o porque uno de los miembros de la pareja ya no desea a su pareja como antes.

Antes de poner en práctica una técnica o ejercicio para la terapia sexual (cuándo, cómo, dónde y para qué) te recomiendo que te plantees estas preguntas:

¿Cuáles son las más adecuadas para la sintomatología de este caso?

¿Qué características específicas tienen las técnicas de la terapia sexual para las variables en la cuales voy a intervenir?

¿Cómo puedo adaptar estás técnicas de la terapia sexual a las características de la persona o pareja en el momento en el cual se encuentra?

¿Cuándo es el mejor momento para ponerlas en práctica?

¿Qué actuaciones, habilidades terapéuticas y medios exigen esta técnica o ejercicios para la terapia sexual?

 

Técnicas especificas de la terapia sexual

Técnicas para Mejorar las relaciones sexuales en pareja

Técnica Nº1: Recuperando el deseo sexual

Descripción:

Primer paso: ambos miembros tendrán que conocer qué es una fantasía o deseo sexual y el por qué de su importancia en la respuesta sexual.

Segundo paso: los miembros de la pareja “por separado” tendrán que realizar una lista (lluvia de ideas) sobre aquello que les ha llevado y les lleva a sentirse excitados, tanto de forma individual como en pareja.

Tercer paso: intercambiarán ambas listas, lo que les permitirá conocer los deseos sexuales o fantasías sexuales para, posteriormente, ponerlos en práctica.

Indicaciones:

Esta técnica ayudará a los miembros de la pareja a mejorar su comunicación sexual y a reactivar sus relaciones sexuales.

Las listas serán ilimitadas y nunca cuestionadas.

En aquellas personas que no se les ocurra nada, se les recomendará que se apoyen en material erótico (video, libros, audios, ect).

Técnica Nº2: Calendario Erótico

Descripción:

Ambos miembros de la pareja por separado, tendrán que planificar una actividad erótica un vez a la semana.

La actividad siempre tiene que ir dirigida al otro miembro de la pareja.

Ejemplo: masaje erótico, sabores afrodisiaco, escapada sexual…etc.

Indicaciones:

Los objetivos de esta actividad son:

  • Introducir nuevas interacciones sexuales.
  • Promover encuentros sexuales que rompan con la rutina y la monotonía.
  • Incentivar intercambios sexuales positivos entre ambos miembros de la pareja.
  • Recuperar el deseo por el otro miembro de la pareja.
  • Mejor la comunicación sexual.

Nunca se debe desvelar el contenido de la actividad sexual, se podrán dar pequeñas indicaciones si son necesarias para llevar a cabo la actividad sexual.

Técnica Nº3: Hoy mando yo

Descripción:

Cada vez que ambos miembros de la pareja mantengan una relación sexual, será uno de los miembros el cual dé las indicaciones dirigidas a estimular, excitar y satisfacer sus propios deseos sexuales.

Indicaciones:

Cada una de las indicaciones siempre tendrán que respetar al otro miembro de la pareja y el no, prevalecerá sobre cualquier indicación.

Técnica Nº4: Caja de los deseos sexuales

Descripción:

Ambos miembros de la pareja introducirán en una caja 5 tarjetas donde tendrán que describir de la forma más detallada posible, distintos deseos sexuales, actividades…etc, las cuales, irán sacando una vez por semana para llevarlos a cabo.

Indicaciones:

Es importante que en las tarjetas cada miembro de la pareja describa con detalle aquello que quiere que haga su pareja, para que no lleve a falsas interpretaciones.

Lo que se escriba en las tarjetas tendrá que ser siempre contenido erótico o sexual.

Técnicas para la  Eyaculación Precoz

Técnica Nº 1:  Para y vuelve a empezar

Técnica de parada y arranque de Semans (1956)

Descripción:

El hombre tendrá que masturbase con el objetivo de eyacular, pero en este caso cuando esté apunto de eyacular, tendrá que parar hasta que baje el grado de excitación y volver a empezar antes de que desaparezca la erección.

Indicaciones:

Los objetivos de esta técnica son: observar e identificar aquellas sensaciones que preceden a la eyaculación y aprender a controlar la eyaculación de forma parcial o completa.

En cada parada se esperará 2 minutos antes de volver a empezar.

Dicha técnica se llevará a cabo cuatro veces a la semana con una duración de 15 minutos, hasta que se controle la eyaculación parcial o completa.

Cuando haya un control de la eyaculación se incorporará a la pareja, para que ésta aprenda y conozca cuándo tiene que parar.

Técnica Nº 2: La pinza

Descripción:

En esta caso, tanto en la masturbación como en el coito, cuando el hombre perciba alguna sensación preeyaculatoria, se procederá a la maniobra de presión. Para ello, se situará el pulgar sobre el frenillo y el resto de los dedos por detrás abrazando el pene.

Esta presión se ejercerá hasta que se pierda la excitación y la erección.

Indicaciones:

Esta maniobra se practicará cuatro veces por actividad sexual (masturbación o coito) dos veces por semana.

Técnicas para la Disfunción Eréctil

Técnica Nº 1:  STOP a la erección

Descripción:

El hombre, ante cualquier actividad sexual tendrá, que esforzarse en no tener una erección.

Si en algún momento, el hombre nota que está empezando a tener una erección, debe de seguir con la actividad sexual, pero tiene que evitarla en todo momento.

Indicaciones:

El objetivo de esta técnica es romper con aquellas emociones previas a la necesidad del intento de tener una erección, ya que como en este caso está prohibida, la finalidad es disfrutar de la actividad sexual sin limitaciones.

Técnica Nº 2: Esta vez solo caricias.

Descripción:

Uno de los miembros de la pareja iniciará diferentes caricias por las zonas erógenas a excepción de los genitales y, pasado, un tiempo se intercambiarán los papeles

Indicaciones:

Esta técnica tiene como objetivo que el hombre pierda la ansiedad, miedos, frustraciones y se sienta como en un ambiente erótico y sensual.

Técnicas para la Anorgasmia Femenina

Técnica Nº 1: esta vez, sin penetración

Descripción:

La pareja solo podrá tener relaciones sexuales con penetración si la mujer ha tenido al menos un orgasmo.

Indicaciones:

Esta técnica rompe con lo mitos de la necesidad de la penetración en la relaciones sexuales y obliga a la pareja a aumentar sus repertorios y habilidades sexuales.

Técnica Nº 2: Mímica

Descripción:

Ambos miembro, se masturbarán uno en enfrente del otro, hasta que logren el orgasmo.

Indicaciones:

El miembro de la pareja que no padece anorgasmia femenina tendrá que finalizar a la vez que su pareja.

Técnicas para el Vaginismo

Técnica Nº 1: Masturbación con ejercicios de Kegel

Instituto de sexología y psicología.

Descripción:

La mujer tendrá que iniciar la autoestimulación y cuando note que la vagina esta lubricada deberá introducirse un dedo, mientras realiza el entrenamiento muscular de Kegel.

También podrá, si le resulta fácil, masturbarse manteniendo introducido un dedo en la vagina, para, a continuación, probar con dos y después con un dilatador vaginal.

Indicaciones:

Antes de iniciar esta técnica la mujer tendrá que conocer y prácticar los ejercicios de Kegel.

Este procedimiento finalizará cuando vaya desapareciendo el dolor vaginal.

Artículo: Ejercicios de Kegel

Técnica Nº2: Postura no demandante

Master y Johnson (1970).

Descripción:

Cuando la mujer esté excitada, ambos miembros de la pareja se sentarán, ella con la espalda apoyada en el pecho de él. A acontinuación ella le cogerá un dedo y se lo introducirá en la vagina sin que él realice ningún movimiento.

Indicaciones:

Esta técnica se realiza en pareja, cuando la mujer haya superado la técnica anterior.

En ningún momento se recurrirá al coito.

Se practicará hasta que desaparezca el dolor vaginal.

Conclusiones sobre la puesta en práctica de las técnicas de la terapia sexual

Las técnicas de la terapia sexual son herramientas terapeúticas, cuyo uso siempre tiene que tener un objetivo, es decir, un por qué y un para qué de su uso.

Da igual que sean técnicas conductuales, cognitivas, emocionales, grupales… lo importante es que seas capaz de adaptarlas a las necesidades de la persona que tienes delante.

Por ello, antes de iniciar una terapia sexual y aplicar diferentes técnicas de la terapia sexual, es fundamental que conozcas a qué te estás enfrentado y con qué recursos o habilidades psicoterapéuticas cuentas para saber si puedes afrontar dicho caso clínico y, si no es así, derivarlo a otros profesionales de la salud mental o instituciones.

Gracias por haber llegado hasta el final de esta guía práctica sobre las técnicas de la terapia sexual.

Espero que te hayan servido de ayuda.

Si me he dejado algo o tienes alguna duda… no dudes en escribirme.

Te animo a seguir leyendo otros artículos relacionados con la terapia sexual o otras secciones de este blog de psicología.

¡Nos vemos pronto!