Es una técnica que nos permite organizar, evaluar, justificar y planificar cualquier tipo de decisión, ya sea a la hora de analizar una situación, estemos observando un comportamiento o decididos a hacer algo en concreto.

 

Primer paso: ¿Qué?

Nos facilita, la descripción objetiva de lo que esta sucediendo a nuestro alrededor, es decir, nos permite conocer de forma detallada los pensamientos, emociones y motivos que hay detrás de cada comportamiento, lo que oímos y estamos viendo.

 

Por ejemplo: ¿Qué está sucediendo?, ¿Qué persona/as hay en dicha situación?, ¿Qué siente, piensa, oye o ve la/as persona/as que estamos observando?, ¿Qué motivos hay detrás de cada uno de los comportamientos?, ¿Qué quiero o puedo hacer?, ¿Qué me gustaría conseguir?, ¿Qué tengo que hacer?, ¿Qué quiero contar?…

 

Consistiría en hacer una lista exhaustiva de todos aquellos “¿Qué?”, los cuales pueden surgir cuando estemos analizando una situación en concreto, observando un comportamiento por los motivos que sean o queramos conseguir algo.

Recordad, este primer paso es solo descriptivo.

 

Segundo paso ¿Para qué?

Nos permite concretar de forma sincera y directa, la causa posible de cualquier tipo de toma de decisiones, ya sea en una situación, observando un comportamiento o decidiendo aquello que queremos alcanzar.

 

A su vez da a entender de forma subjetiva u objetiva los motivos de por qué un comportamiento o situación esta teniendo lugar .

 

Por ejemplo: ¿Para qué está teniendo lugar dicha situación?, ¿Para que se está comportando así?, ¿para qué siente, piensan, oyen, ven la/as persona/as que estamos observando?, ¿para qué quiero hacer?, ¿para qué quiero llevar dicho comportamiento?, ¿para qué tengo que hacer lo que me he propuesto?, ¿Para qué quiero hacer dicho trabajo?

 

Recordad, el “¿para qué?” valida un acto en concreto. Explica, justifica un comportamiento o situación. Nos informa si tiene sentido o no seguir analizando la situación, observando un comportamiento o tomar una decisión. Nos indica si debemos o no seguir con el “¿cómo?”.

 

Tercer paso ¿Cómo?

Nos ayudará a obtener información sobre cómo está teniendo lugar una situación, un comportamiento y cómo queremos alcanzar nuestros objetivos o metas.

 

Permitiéndonos estructurar cada uno de los procesos en secuencias determinadas, es decir, nos prepara para dar una explicación específica y detallada de cada uno de los pasos que están sucediendo o tenemos que llevar a cabo en base a unos parámetros y puntos determinados.

 

Consistiría en hacer una descripción de las formas o maneras que están teniendo lugar o existen en el proceso que estamos analizando. Sería una interpretación desde nuestro punto de vista, o si pudiera ser de forma objetiva, de aquello que estamos observando o queremos alcanzar.

 

Nos ayuda a planificar un modo de actuación o justificación dependiendo el caso que estemos tratando.

 

Por ejemplo: ¿cómo está teniendo lugar la situación o comportamiento? ¿cómo me tengo que comportar para conseguir lo que quiero?, ¿cómo puedo hacer para?, ¿cómo se está sintiendo o pensando la persona que estamos observando?, ¿Cómo puedo decir?…

 

Recordad, en este tercer paso llevaremos a cabo una interpretación.

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.