Madre de Lucía:

Desde hace 1 año, más o menos, Lucía nos tiene realmente preocupados y desconcertados.

Es totalmente impredecible.

Hay días que está bien, pero otros no.

Hace 3 meses, tras una discusión con ella, se encerró en el cuarto de baño.

Cuando la vi salir, se me cayó el alma a los pies

Nunca me hubiera imaginado que fuera capaz de hacerse eso.

Desde ese día, vivo con miedo, terror porque ahora sí, la veo capaz de hacer cualquier cosa.  

Sobre todo cuando se pone así, no hay manera de pararla.

Si se nos ocurre decirla algo, se enfada.

Da igual como actúe y lo que la diga, todo le parece mal.

Por miedo a sus reacciones, a su hermana, la hemos prohibido que se dirija a ella.

Ahora se ha echado un novio mayor que ella 15 años, no es que me parezca mal,  pero cada día está con uno y eso si que no es normal…puff ¡en el momento que se me ocurrió decírselo!. Se puso cómo loca, que quién era yo para decirla nada.

Llega a horas intempestivas, no avisa ni a qué hora va a llegar ni con quién está, cuando antes sí lo hacía.

Duerme muy pocas horas, se pasa la mayor parte del tiempo con el móvil, y vete tu a saber con qué más.

Tenía dos amigas que siempre nos hablaba de ellas, pero hará dos meses que no sabemos nada, pero cualquiera le pregunta.

No para de repetirme que no se encuentra a gusto en ningún sitio y que le gustaría desaparecer.

Necesito ayuda.

Lucía:

Lo mío viene desde muy pequeña, aunque mis padres no se hayan dado cuenta.

No era la primera vez que tras una discusión con ellos, me hacía algún corte en el muslo. Era y es la única manera de calmarme.

Me cuesta controlarme aunque al minuto me arrepienta.

A mi madre la trato fatal pero a veces ella no me comprende, no se da cuenta de cómo me siento.

Me siento repudiada, rechazada, nadie me quiere más que mi madre.

Desde que discutimos por un chico, no me hablo con mis amigas. Entre tu y yo,  lo que tienen es envidia.

Hará más o menos 2 meses lo dejé con mi ex novio y ahora estoy con otro mayor que yo.

Unas veces los utilizo yo y otras veces me siento utilizada

Últimamente duermo fatal, no tengo ganas de hacer nada, pero si se me mete algo entre ceja y ceja, no hay quién me pare

Aunque mis padres no se lo imaginen, de vez en cuando me fumo algún que otro porro y cuando salgo de fiesta, lo reconozco, consumo otras drogas.

No confío en mi misma, de repente estoy bien como estoy mal.

Estoy confusa de quién soy y lo que quiero.

Cuando me miro al espejo, no me gusta lo que veo.

¿Qué es el Trastorno límite de la Personalidad o Borderline?

El Trastorno Límite de la Personalidad o Borderline se caracteriza principalmente por:

  1. un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen, afectividad y además, una notable impulsividad.
  2. Los sentimientos varían en calidad e intensidad, pueden ser tan intensos que lleguen a distorsionar la percepción de la realidad.
  3. La inestabilidad resulta tan marcada que suele recordar a los trastornos bipolares.
  4. Emplean esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado.
  5. Las relaciones interpersonales se encuentran caracterizadas por la idealización.
  6. Presentan episodios intensos de irritabilidad o ansiedad que suele durar varias horas.
  7. Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira.
  8. Impulsividad es potencialmente dañina para la propia persona y quienes les rodean
  9. La auto-imagen o sentido de uno mismo es inestable.
  10. Sentimientos crónicos de vacío.
  11. Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes o comportamientos  autolíticos.
  12. La percepción de una inminente separación, rechazo o pérdida, pueden ocasionar cambios bruscos en la auto-imagen, estado de ánimo, pensamientos y comportamientos.
  13. Muchas personas con este trastorno límite de la personalidad pueden padecer otro tipo de trastornos como por ejemplo; depresión, trastornos de la alimentación, abuso de sustancias, trastornos de personalidad etc.

(Tomado de Belloch, A., B y Ramos, F.(1995). “Manual de psicopatología” Volumen II. Madrid: McGraw- Hill)

Rojas,E (2009). “¿Quién eres? De la personalidad a la autoestima.

Síntomas más Característicos del Trastorno Límite de la Personalidad

  • Estados emocionales negativos, ausencia de identidad, y victimización.
  • Extrema sensibilidad hacia el trato que reciben de los demás.
  • Ambivalencia hacia el entorno. Muestran cambios muy rápidos en la valoración que hace de los demás y de sí mismos, pasando del aprecio, al rechazo en muy poco tiempo.
  • Los ataques verbales o físicos, pueden ser dirigidos hacia uno mismo en intentos de suicidio o conductas autolíticas.
  • Las relaciones sociales, familiares y de pareja, suelen estar marcadas por los conflictos, peleas, insatisfacción, manipulación y persuasión.
  • Tienen respuestas impredecibles, cambios bruscos de humor o repentinas explosiones emocionales.

Estas conductas pueden resultar dañinas en las personas más cercanas, quienes no siempre saben cómo actuar, llevándoles a pensar que da igual lo que hagan o digan.

  • Conductas impulsivas y dificultades para controlar la ira, ambas suelen ir seguidas de pena, arrepentimiento y culpabilidad.
  • Las personas con un trastorno Límite de la personalidad de estas características presentan una inestabilidad en objetivos, aspiraciones, y valores.

(Tomado de Belloch, A., B y Ramos, F.(1995). “Manual de psicopatología” Volumen II. Madrid: McGraw- Hill)

Rojas,E (2009). “¿Quién eres? De la personalidad a la autoestima.

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.