Hará tres semanas acudieron a la clínica la madre de Sandra y una amiga suya, preocupadas y desbordadas por la situación que estaban viviendo.

No entendían como Sandra se podía estar comportando así con ellas, pero sobre todo como podía estar tirando por tierra todo lo que había conseguido.

Madre: “Lo que siente es pura obsesión, está dispuesta a hacer lo que sea por estar con él”.

Tras observar dicha situación, la psicóloga les planteó la siguiente pregunta:

¿Sandra se ha comportado así anteriormente con otras personas?

Amiga: Al principio no nos dimos cuenta, pero . Primero fue con su madre, y después conmigo, pero como ahora nunca.

Madre y amiga: hemos preferido venir nosotras primero para ponerte en antecedentes. Nos ha costado convencerla pero por fin lo hemos conseguido.

Amiga: Piensa que viene para mejorar la relación con su novio.

Este primer contacto, le sirvió a la psicóloga para planificar y estructurar la evaluación con Sandra y poder plantear diferentes hipótesis, entre ellas había un posible caso de dependencia emocional. Hipótesis que se confirmó al finalizar la evaluación.

Para confirmar la hipótesis, se realizó una entrevista semi-estructurada con diferentes preguntas dirigidas a dicho problema y se aplicaron diferentes test. Como podréis ver a continuación.

Psicóloga: ¿Qué significa para ti la soledad?

Sandra: dejar de ser yo misma. Estar indefensa. Ser vulnerable. “Prefiero tener malos amigos a no tenerlos”.

Psicóloga: ¿Cuál es tu mayor temor?

Sandra: que me deje Luis. “Lo peor que le puede ocurrir a alguien es no tener pareja”.

Psicóloga: ¿has dejado de hacer algo por agradar a Luis?

Sandra: , y no porque él me lo impusiese. No sé, es mi forma de pensar.

Si quieres a alguien y ya no hablo solo de Luis, hay que estar dispuesta a hacer cualquier cosa, sino para que quieres estar con esa persona o tenerla como novio o amiga/o.

Psicóloga: ¿Qué cosas has dejado de hacer?

En este caso, he cambiado de trabajo para estar más cerca de él,  me desapunté de baile para pasar más tiempo con él, me fui a otro país con él sin tener idea del idioma, no sé, lo normal.

Psicólogo: ¿Cómo reaccionas cuando no estás de acuerdo en algo con tu pareja?

Sandra: Me callo, no le digo nada.

Psicóloga ¿Sueles tomar decisiones de manera individual, sin contar con tu pareja?

Sandra: No. Necesito siempre su consentimiento o aprobación. Si no me siento mal.

A pesar de que él siempre me dice que tome mis propias decisiones, que no le pregunte, que ya soy mayorcita para hacer lo que quiera.

No lo suelo hacer, por si no está de acuerdo y me deja. La duda siempre está ahí.

Psicóloga: ¿Has tenido otras relaciones anteriormente a la de Luis?

Sandra: , pero ahora estoy centrada en Luis.

Psicóloga: ¿Cuánto tiempo has estado soltera entre una relación y otra?

Sandra: como mucho una semana.

Psicóloga: ¿Tu pareja y tú tenéis amigos/as por separado?

Sandra: Luis sí, pero yo no, bueno tengo a Marta pero ya no salgo con ella.

Psicóloga: ¿Te molesta que Luis salga con sus amigos/as sin que tú vayas con él?

Sandra: Sí y no, ya sabes. No porque necesita su espacio como ya me ha repetido en multitud de ocasiones, y sí porque tengo miedo de que me deje por otra. 

Psicóloga: ¿Qué sueles hacer en esas situaciones?

Sandra: Me quedo en casa. Eso sí, desde que sale por la puerta estoy deseando que vuelva, por eso le escribo por el whatsapp para que me envíe fotos, le llamo para saber dónde está y qué está haciendo.

Psicóloga: ¿Durante estos 5 años ha cambiado el tiempo que le dedicabas a tus amigos/as, familia… desde que estás con Luis?

Sandra: Sí, la verdad que sí. Durante un tiempo Marta y yo éramos uña y carne, lo hacíamos todo juntas ya sabes. Con mi Madre también, estábamos muy unidas.

Psicóloga: ¿Alguien te ha mencionado expresamente que esto haya ocurrido?

Sandra: Mi Madre y Marta.

Psicóloga: ¿cómo te has sentido?

Sandra: Mal. No entienden que para ser yo misma necesito estar con Luis. Que para mí, es lo más importante y que hay momentos en la vida que si alguien quiere algo tiene que luchar por ello.

Psicóloga: ¿Tienes algún objetivo o meta que quieras cumplir en el futuro?

Sandra: Sí, tener una familia con Luis.

Guía de Evaluación para casos de Dependencia Emocional .pdf

Síntomas característicos de la Dependencia Emocional

Definición:

Dependencia Emocional es la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia otra en su relación  ya sea de Pareja, familiar o amistad.

  • Es la distancia entre querer y necesitar.
  • Miedo a la soledad (sentimiento o emociones negativas ante la ausencia momentánea o definitiva de la pareja, así como la tendencia a mantener la relación a toda costa o buscar otra lo más pronto posible para evitar la soledad).
  • Miedo a la ruptura, al rechazo o al abandono.
  • Búsqueda de atención y afecto para captar el control de la relación a fin de asegurar su permanencia.
  • Celos.
  • Deseos de exclusividad.
  • Comportamiento caracterizado por la sumisión, la pasividad, la tendencia a adaptarse a los deseos de los demás.
  • No tiene en cuenta sus propios intereses, sentimientos, derechos, opiniones y deseos.
  • Tiende a maximizar sus vulnerabilidades y minimizar o ocultar sus fortalezas.
  • Idealización de la otra persona.
  • Déficit de habilidades sociales.
  • Confunden el dar cariño con la sumisión.
  • Les cuesta comprender qué es una amistad.
  • Baja autoestima.
  • Sensación de aislamiento y abandono.
  • No tiene aspiraciones personales.

Guía de evaluación para casos de dependencia emocional. Elena Aranda Rubio, Manuel García Tabuyo, Alba Luque González, Tauana Matías Lago, Carla Morales Pillado, Darío Moreno-Agostino, Isabel Zanón Orgaz y Raquel Rodríguez-Carvajal. Univerisdad Autónoma de Madrid

Diferencias entre una relación Normal y una Dependiente

Relación de pareja Normal:

  • La necesidad del otro será más bien un deseo.
  • Existe cierto grado de intimidad que fortalece los vínculos afectivos.
  • Sitúan a la otra persona en lo alto de su escala de prioridades, junto a otras personas significativas y junto a sí mismo/as.
  • No se vive con la sensación continua de abandono.
  • Comunicación bidireccional.
  • Negociación mutua.
  • Afectos positivos.
  • Expectativas positivas de la relación de pareja.
  • Tienen objetivos y metas en común.

Pareja dependiente :

  • Desea la exclusividad absoluta.
  • La pareja es una necesidad absolutamente imprescindible.
  • La pareja es la única y máxima prioridad en su vida.
  • Sumisión incondicional.
  • Miedo permanente al abandono.
  • Expectativas negativas sobre la relación de pareja.

La diferencia entre la dependencia emocional patológica y la “normal” es únicamente de grado, por ello los aspectos que están involucrados pueden aparecer en una relación normal. Sin embargo en la relación dependiente son permanentes y marcan su pauta de interacción como pareja.

 

La dependencia emocional “ Una visión integradora”. Adriana Karen Cid Mireles

Causas de la dependencia emocional

  • Factores culturales, biológicos, sociales y de educación.
  • Los rasgos de la personalidad disfuncionales y estables en el tiempo.
  • Carencias afectivas tempranas.

Si las necesidades no son cubiertas durante la infancia es posible que se origine un trastorno de dependencia emocional, tanto en la adolescencia como en la edad sea adulta para compensar la carencia afectiva no recibida.

  • Abusos, maltratos físico y psicológico, abandono..
  • Déficit de habilidades sociales.
  • Baja autoestima.
  • Búsqueda continua de alguien que compense dicha carencia emocional.
  • Focalización excesiva en fuentes externas debido a la  baja autoestima.
  • Padres con trastornos psicológicos o psiquiátricos.
  • Familias des-estructuradas.
  • Muerte de uno de uno o ambos progenitores.
BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.