No quiero engañar a nadie, desde que me tomé en serio el tratamiento ya me encuentro mejor, aunque con mi trastorno quién sabe.

Todo se remonta 7 años atrás, pero es difícil determinar las causas.

Desde siempre he pasado mucho tiempo solo, nunca me he sentido aceptado ni comprendido por los demás; mantener una conversación, mostrar interés o intentar comprender a otra persona nunca ha sido lo mío.

Mi verdadera amiga es la soledad.

Lo raro es, que siempre tenía la misma sensación, de no estar solo a pesar de que nadie estuviera cerca de mí, ya fuera jugando al ordenador, escuchando música, sacando al perro o volviendo a casa por la noche.

Recuerdo en más de una ocasión, estar jugando por la noche al ordenador con los auriculares puestos, y sentir que detrás de mí había alguien. La sensación era tan real, que mi reacción era instantánea; lo primero que hacía, era quitarme rápidamente los auriculares y mirar hacía atrás, incluso abría la puerta de la habitación para comprobar si había alguien pero nada.

También me sucedía sacando al perro por la noche, algo que hacia muy a menudo para no encontrarme con nadie, sin embargo aunque yo no quería dicha sensación volvía a parecer. Miraba varias veces hacia atrás mientras que iba andando o me daba la vuelta para comprobar que realmente no había nadie y así era.

Que lo sepa todo el mundo, llevo más de 1 año sin consumir ningún tipo de drogas.

Desde que me fumé mi primer porro, firmé mi sentencia, en ese momento comencé a experimentar sensaciones increíbles que se alargaron en el tiempo.

Mi consumo no solo se limitó exclusivamente al cannabis.

Al principio, no eres consciente pero si corres ciertos riesgos al final las consecuencias salen a relucir.

La desconfianza que mostraba hacia las personas, se extrapoló, a la obsesión de que me estaban persiguiendo, que mi ordenador o cualquier otro dispositivo había sido intervenido, hasta el punto de cerrar las puertas de la casa para que nadie pudiera entrar ni salir.

Dejé de comer cualquier tipo de alimento que no estuviera elaborado por mí, por miedo a que me pudieran envenenar.

Y comencé a hablar solo, una voz me repetía una y otra vez; lo saben, mira lo que has hecho, estúpido, veneno, escúchame, lo saben, es veneno, no lo toques, no te preocupes, hazlo, hazlo, hazlo, para estúpido, cállate…

¿Qué es una Alucinación?

Horowitz (1975) las alucinaciones son imágenes mentales que se producen en forma de imágenes, proceden de fuentes internas de información, son evaluadas incorrectamente como procedentes de fuentes externas de información y habitualmente se producen como una intrusión.

Estos criterios permiten establecer diferencias entre las alucinaciones y otras experiencias similares.

  •  Útil para diferenciar entre ilusión y alucinación (estímulo apropiado).

La persona que experimenta una alucinación se encuentra en un mundo pleno de estímulos sensoriales, pero entre ellos no se encuentra el que da origen a la alucinación.

  • Para diferenciar entre alucinación y pseudoalucinación.

El que alucina tiene la convicción de que lo que experimenta es real, externo y objetivo.  “ Ilusión de la realidad”

  • Distingue entre alucinación y otra clase de imágenes mentales vividas. Esta falta de control sobre las alucinaciones es lo que hace que el sujeto las viva con miedo y angustia. Se trata de un criterio que no es exclusivo de las alucinaciones ( delirios, ideas obsesivas, imágenes parásitas).

Clasificación de las alucinaciones

  • Según su Complejidad:

Elementales: impresiones difusas como por ejemplo ruidos, luces, zumbidos, relámpagos, etc

Complejas: percepción de cosas concretas como voces, personas, animales, etc

“Cuanto mayor sea la complejidad de la alucinación, mayor probabilidad de que se deba a un trastorno psicopatológico”

  • Según su Contenido:

Miedos, deseos, recuerdos, experiencias anteriores, contenidos culturales o religiosos, situaciones vitales  , etc.

  • Según la Modalidad Sensorial:

Auditiva, Visual, Gustativa, Táctil,  Somática o viceral (cenestésica) y Cinestésica.

(Tomado de Belloch, A., B y Ramos, F.(1995). “Manual de psicopatología” Volumen I. Madrid: McGraw- Hill)

Experiencias Alucinatorias
  • Pseudoalucinación:

La percepción se experimenta dentro del espacio interno del sujeto (no en el espacio exterior).

Ligadas a situaciones en las que se produce una disminución de la claridad de consciencia o del estado de alerta.

“Ausencia de la convicción de la realidad por parte de la persona ( las describe como visiones o imaginaciones)”. 

  • Alucinación Funcional:

Un estímulo desencadena la alucinación, pero este estímulo es percibido al mismo tiempo que la alucinación y en la misma modalidad sensorial (oír hablar a una persona al mismo tiempo que suena el teléfono móvil).

  • Alucinación Refleja:

Es una variedad mórbida de la sinestesia, en la que una imagen basada en una modalidad sensorial específica (imagen de un rostro humano) se asocia con una imagen alucinatoria basada en otra modalidad sensorial diferente (sentir una punzada en el corazón).

  • Alucinación Negativa:

Lo contrario a la alucinación; el sujeto no percibe algo que existe. Ejemplo: Dice que no ve a nadie pero intenta tocarla.

  • Autoscopia (El fenómeno del “doble”):

Suele estar acompañada de sensaciones cinestésicas y somáticas que confirman al sujeto que la persona que está viendo, es el mismo.

  • Alucinación Extracampina:

Se experimenta fuera del campo visual ( ver a alguien sentado detrás cuando está mirando al horizonte).

(Tomado de Belloch, A., B y Ramos, F.(1995). “Manual de psicopatología” Volumen I. Madrid: McGraw- Hill)

¿Qué es una Ilusión?

Distorsión perceptiva. “Percepción equivocada de un objeto concreto”

Reed (1988) en la ilusiones:

  • Existe cierta predisposición personal a interpretar la estimulación en un sentido y no en otro.
  • Ambigüedad o falta de definición clara de la estimulación que estamos percibiendo.

¨Son el resultado de una combinación entre predisposiciones internas o subjetivas (deseos, motivos, emociones entre otras) y predisposiciones externas (características físicas del estímulo). Se pueden concebir como interpretaciones¨

Tipos:

  • Pareidolia: el individuo proporciona una organización y significado a un estímulo ambiguo o poco estructurado. 

Ejemplo: Caras que vemos en las las nubes. No son patológicas.

  • Sentido de presencia: la persona tiene la sensación de que no está sola, aunque no haya nadie a su alrededor. Tampoco es capaz de identificar claramente algún estímulo que apoye esa sensación

Frecuentes en ciertas situaciones vitales como por ejemplo; el cansancio físico extremo o la soledad con una disminución drástica de la estimulación ambiental. 

Asociadas a estados emocionales muy intensos, miedo patológico, esquizofrenia y trastornos mentales de origen orgánico.

(Tomado de Belloch, A., B y Ramos, F.(1995). “Manual de psicopatología” Volumen I. Madrid: McGraw- Hill)

BORJA CUELLAR

BORJA CUELLAR

Psicológo Sanitario

Desde que cursé el Máster Oficial de Psicología Clínica y de la Salud, he ido compaginando la intervención psicológica con el diseño y desarrollo de proyectos sociales. Mientras tanto he ido complementando mi formación con distintos cursos del Colegio Oficial de psicólogos y otras instituciones.

Decidí crear el “Blog Qué Piensa un Psicólogo ” para ayudar, dar a conocer de una forma creativa y diferente los entresijos de la ciencia que estudia el comportamiento humano (psicología), y como medio de aprendizaje continuo personal y profesional.